El expresidente del PP de la Comunidad de Madrid avanza para solicitar un cambio en las medidas cautelares y poder salir de prisión en espera del juicio.

Ignacio González, como publicó Diario16 http://diario16.com/ignacio-gonzalez-la-espera-pasar-la-noche-cuartelillo/, fue detenido el pasado 19 de abril por su implicación en el caso Lezo y la trama del Canal de Isabel II. 

Tras testificar de forma voluntaria durante más de dos horas ante el juez García-Castellón en la Audiencia Nacional, González ha vuelto a prisión.

El expresidente ha declarado durante más de dos horas ante el magistrado instructor, aunque no ha solicitado formalmente un cambio en las medidas cautelares que tiene impuestas, su defensa sí que ha solicitado, informalmente, que se tenga en cuenta su situación ante un posible cambio en las medidas cautelares de cara al futuro.

La Fiscalía, por su parte, no ha solicitado un cambio de las condiciones de González, con lo que se mantiene la situación de prisión incondicional para el expresidente madrileño.

Sin embargo, el investigado por Lezo, según fuentes jurídicas consultadas por Efe, ha afirmado ante el juez que no existe riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas ni de reiteración delictiva.

Agentes de la Guardia Civil han trasladado al presunto cabecilla de la trama Lezo a las dependencias judiciales desde la prisión de Soto del Real en la que se encuentra encarcelado desde el pasado 21 de abril cuando el entonces instructor del caso, el magistrado Eloy Velasco, decretó prisión incondicional sin fianza para él y para su socio en Sudamérica, el expresidente de Inassa Edmundo Rodríguez Sobrino.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional le había citado para tomarle declaración por su implicación en la trama y en concreto por la operación de compra de la empresa brasileña Emissao en la que se habría desviado 25 millones de euros de fondos públicos del Canal. 

Su defensa solicitó la comparecencia ante el juez el pasado 7 de julio una vez levantado parcialmente el secreto de sumario de la causa, lo que le permite conocer con más detalle los fundamentos de la acusación. Se trata de su segunda declaración en la Audiencia Nacional ya que la primera se produjo tras su detención y se limitó a negar los hechos que se le imputaban.

La comparecencia de Ignacio González por el caso Lezo coincide con la de su hermano Pablo González, en prisión bajo fianza de 4 millones de euros, si bien este declara ante el juez José de la Mata en relación con la empresa pública Mercasa (Red española de Mercados Centrales de Abastecimiento), de la que fue directivo y que está siendo investigada en el marco del caso Defex, una empresa semipública.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 5 =