Miguel Iceta, como candidato a la Presidencia de la Generalitat, ocupa ese espacio capaz de entender a los dos bloques que ha roto el corazón a Cataluña y España: el independentista y el constitucionalista. Su apoyo a uno u otro Govern ,puede ser vital para saber quién será el próximo president. Defiende con firmeza la necesidad de reforma de la Constitución, así como que la vía unilateral de independencia “ha fracasado”.

 

Si gana el bloque de los partidos independentistas, ¿volvemos a empezar? ¿Tendría el Gobierno de España que aceptar la celebración del referéndum?

Si algo ha quedado claro es que la vía unilateral a la independencia ha fracasado. La reivindicación de la independencia es legítima siempre y cuando se sitúe dentro de la ley. La celebración de un referéndum no es posible con el actual marco legal. El Gobierno de España debería centrarse en el compromiso de reforma constitucional y en dar respuesta a una gran parte de la población catalana que no acepta el actual estado de las cosas, y atender demandas de Cataluña más urgentes, como el nuevo sistema de financiación.

 

Las encuestas prevén una necesidad de pactos para gobernar en Cataluña. Con quién pactaría el PSC?

Yo me presentaré a la investidura negociando con quien abandone la política de frentes y no persista en el problema. Habrá que pactar y acordar entre diferentes, ceder en algunos casos y hacer una política posible. Yo apuesto por un Gobierno de reconciliación, por una Catalunya en la que no haya ni vencedores ni vencidos. Y si eso no es posible pues apuesto por un gobierno en minoría presidido por mí con un papel protagonista del Parlamento que es donde habrá que acordar las políticas, ley a ley.

 

Borrell y Sánchez representan dos opciones diferentes dentro del PSOE y ambos van a apoyarle en estas elecciones. ¿Con quién se identifica más el socialismo catalán?

No creo que representen opciones diferentes, Borrell apoyó a Pedro Sánchez en las primarias del PSOE y Sánchez ha reconocido muchas veces el enorme activo político que representa Josep Borrell para el socialismo.

 

Desde Ferraz el mensaje a las bases y los militantes es claro: Prioridad al PSC. ¿Qué ha cambiado para que haya más optimismo con respecto a los resultados para su partido que en las anteriores elecciones en Cataluña?

El partido está más fuerte, nuestra propuesta es cada día mejor aceptada, y yo voy a ser president de la Generalitat, así que hay opciones reales de cambiar las cosas.

 

Usted trató de colaborar por el entendimiento entre Puigdemont y Rajoy para evitar el Art 155. Una vez que no ha sido posible, ¿qué puede esperar Cataluña de estas elecciones?

Yo peleé hasta el último segundo para evitar la declaración de independencia que hacía inevitable la aplicación del artículo 155 de la Constitución, así que lo viví como una derrota política, porque hubo opciones reales de que las elecciones las convocara el president de la Generalitat. Ahora tenemos la posibilidad que elegir un nuevo parlamento y un nuevo Gobierno para cambiar el rumbo de la política catalana y dejar atrás una estrategia equivocada de confrontación y unilateralidad.

 

¿Qué ofrece el PSC a los catalanes?

Lo principal, acabar con la división entre los catalanes que ha creado el proceso independentista. Quiero cambiar de rumbo, quiero fijar un rumbo de estabilidad, de cordura, de prosperidad, de justicia social y de sostenibilidad. Quiero cambio sin ruptura. Un gobierno de reconciliación, de reconciliación entre los catalanes, de reconciliación con el resto de los españoles, reconciliación con Europa y reconciliación con el progreso económico. Quiero una Cataluña mejor en una España diferente y en una Europa más unida y más potente.

 

¿Con quién estaría dispuesto a formar gobierno tras el 21D?

Yo quiero ser investido con el apoyo de aquellos que abandonen la política de frentes, que abandonen posturas radicales como el independentismo pero también el inmobilismo, que lo que hace es ignorar el problema para persistir en él. Pacto entre diferentes quiere decir renuncia, cesión, que algunas de las cosas que considerábamos imprescindibles de nuestro programa pues quizás no van a poder estar. Habrá que hablar mucho a partir del 22 de diciembre.

 

¿Con quién no formaría Gobierno?

Desde luego con los independentistas, pero tampoco con aquellos que no aportan ninguna solución a la actual situación e insistan en crear frentes perpetuando el problema con espíritu de revancha.

 

Durante estos últimos meses, desde la opinión pública y publicada parecía que el mayor y único mal de España era la crisis soberanista con Cataluña. ¿Cuáles son los problemas reales de los catalanes’.

De forma muy resumida, nuestra economía se ha resentido y la crisis ha dejado más desigualdad. Por eso proponemos tres pactos: un Pacto para el crecimiento, porque nos gustaría hacer de Catalunya un lugar atractivo para las inversiones y la actividad económica para que las empresas que se han ido vuelvan; un Pacto por la igualdad, porque la crisis ha incrementado las desigualdades de forma notable a muchos niveles que deberían estar superados, como la diferencia salarial entre hombres y mujeres; y un Pacto de Estado para Catalunya, para afrontar los temas territoriales porque está claro que con decir no a la independencia no es suficiente, tenemos la obligación de proponer un esquema mejor que pueda convencer a la mayoría.

 

Puigdemont tiene un discurso mucho más radical desde Bruselas. ¿Cree que debería entrar en prisión? ¿Cree que deben continuar en al cárcel el resto del Govern?

A mí me gustaría celebrar una campaña en las mejores condiciones para todos, donde todos los candidatos podamos asistir a debates, confrontar ideas, participar en actos, explicar nuestros proyectos. Desde el primer momento hemos considerado desproporcionadas las medidas cautelares que se dictaron antes del juicio contra los miembros del anterior gobierno e iría bien que se reconsiderasen.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl submarino argentino desaparecido se acerca a Londres
Artículo siguiente18.000 millones: el primer botín que obtiene el Santander del Popular

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + siete =