Miquel Iceta ha sido claro respecto a la aprobación de la cláusula 31 de los presupuestos de Cataluña, “si siguen adelante [pese a haber sido calificados de inconstitucionales por el TC catalán] será el PSC el que se pondrá en la puerta del Tribunal Constitucional”. La famosa cláusula explicativa procede a permitir destinar los fondos necesarios para la convocatoria de un referéndum separatista. Según el Consejo de Garantías Estatutarias la disposición 31 sería contraria a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de Cataluña, según consta en el dictamen registrado en el Parlament, que ha sido adoptado por unanimidad.

Según informa El Mundo el Consejo de Garantías recuerda que “a competencia de regulación y autorización en materia de referéndum corresponde de manera exclusiva al Estado, sin que la Generalitat disponga de margen de actuación normativa o ejecutiva”. Iceta, como primer secretario del PSC, entiende que ir en contra, incluso de las instituciones autónomas de Cataluña, demuestra la deriva que ha tomado el gobierno independentista.

 

La ley de transitoriedad jurídica

La Mesa del Parlament catalán, desoyendo a la oposición ha decido llevar a cabo la reforma del reglamento que permitirá en dos horas aprobar la ley de desconexión. Para Soraya Sáenz de Santamaría, según Servimedia, ha acusado al gobierno independentista de “habitar en una realidad paralela que nada tiene que ver con los deseos de los catalanes”. Desde el PSOE, el presidente de la Gestora, Javier Fernández ha afirmado estar en “sintonía con el gobierno del PP” y entiende que la “legalidad está siendo vulnerada en Cataluña”. Propone el asturiano que debe existir una negociación y utilizar los procedimientos jurídicos existentes para “solventar la situación”.

Iceta ha afirmado que el PSC irá al Tribunal Constitucional si los independentistas siguen con el ‘pròces’

Artur Mas, por su parte, ha recriminado al gobierno español la falta de respeto que está mostrando ante Cataluña y que si, como recoge El Confidencial, “si no quieren perder Cataluña y quieren que Cataluña siga en España, deberían querernos un poco más”. Algo que contrasta con las actuaciones que llevan a cabo en el Parlament y que según Jordi Turull, portavoz de Junts pel Sí, no es más que tomar medidas excepcionales para situaciones excepcionales.

 

Oposición unida

La posición del PSC y del PP en el Parlament será la de intentar que los independentistas no vulneren la ley mediante subterfugios reglamentarios. Iceta entiende que no es necesaria la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero su defensa de la legalidad y de la democracia en Cataluña va a ser firme y llegará hasta el final. Toda esta situación, entiende el socialista, supone “vulnerar los derechos democráticos de los catalanes”.

Andrea Levy, según recoge EFE, ha afirmado que “el Gobierno de España responderá a cada ilegalidad con la ley, con el Estado de derecho y los independentistas van a tener los planes muy cortos si lo que quieren es llevarnos a ilegalidades”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − cuatro =