Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 72,3 millones de euros entre enero y junio de 2016, a pesar del contexto de tipos de interés en niveles mínimos, lo que supone un crecimiento interanual del 3,7%. Estos resultados se han alcanzado gracias al dinamismo de la actividad con clientes, tanto en la vertiente crediticia con empresas y familias, como en la gestión del ahorro a través de productos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro).

La Entidad ha intensificado su apuesta por el crecimiento en crédito, logrando formalizar 2.520 millones de euros en nuevas operaciones a lo largo del semestre, un31,2% más que en el mismo período del año anterior. Este comportamiento se ha apoyado, principalmente, en dos segmentos: financiación para pymes (1.468 millones de euros, +23,7% interanual) e hipotecas a familias para la adquisición de vivienda(453 millones de euros, +74% interanual).

Los recursos de clientes administrados por la red comercial se cifran en 50.192 millones de euros en junio, lo que supone un avance interanual del 1%. El volumen gestionado en productos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro) se incrementa un 3,2%. Igualmente, los saldos en ahorro vista crecen un 18,6% con respecto a junio de 2015.

Crédito: impulso con especial foco en pymes e hipotecas

El segundo trimestre de 2016 se convierte en el punto de inflexión de la evolución del crédito bruto normal (no dudoso), puesto que aumenta un 1% trimestralmente respecto a marzo 2016, y asciende a 31.266 millones de euros al cierre del semestre.

Esta evolución se explica por el crecimiento del volumen de crédito normal (no dudoso) a empresas productivas (no inmobiliarias), que durante los 6 primeros meses del año ha aumentado un 7,2% interanual. Adicionalmente, el saldo de crédito al consumo ha experimentado un crecimiento del 0,6%.

En términos interanuales, el crédito bruto a clientes registra un descenso del 3,5%, inherente al proceso de reducción del endeudamiento del sector privado en España.

La trayectoria global del crédito bruto a clientes ha estado condicionada por la reducción del crédito dudoso, que ha disminuido un 18,5% con respecto a junio de 2015, mientras que el crédito normal (no dudoso) ha caído únicamente ya un 1,7%.

La Entidad ha formalizado 2.520 millones de euros en nuevos préstamos y créditos durante el primer semestre del ejercicio, un 31,2% más que en idéntico periodo del año anterior, acelerando la tendencia de reactivación del flujo de crédito iniciada a finales de 2014. Adicionalmente, la financiación de capital circulante durante los 6 primeros meses del año alcanza los 2.129 millones de euros, un 24,9% más que en el mismo periodo de 2015.

La financiación hipotecaria para la compra de viviendas presenta un comportamiento destacado en el semestre, con 453 millones de euros rubricados, lo que supone un incremento del 74%. La gradual recuperación del mercado residencial español y la ambiciosa campaña hipotecaria puesta en marcha por Ibercaja en estos meses explican la reactivación de este producto, en el que la Entidad ha sido siempre especialista.

Igualmente, el Banco ha mantenido el pulso en su apuesta estratégica por la financiación de proyectos de inversión y de necesidades de circulante de las pymes españolas. Entre enero y junio, se han materializado 1.468 millones de euros en nuevas operaciones para actividades productivas, un 23,7% más que en el mismo período del ejercicio anterior. Esta cifra equivale al 58% de las nuevas formalizaciones totales de crédito en el semestre.

Recursos de clientes: pujanza de los productos fuera de balance

A pesar del marco de tipos de interés nulos (e incluso negativos) y la volatilidad en los mercados financieros, los recursos de clientes minoristas que gestiona la Entidad se han situado en 50.192 millones de euros, un 1% más que en junio de 2015,demostrando la consistencia del modelo comercial de Ibercaja.

Las posiciones de los clientes en productos fuera de balance se han incrementado un 3,2% interanual. En particular, el saldo administrado mediante acuerdos de gestión de carteras de clientes ha superado ya los 3.000 millones de euros, que supone un tercio de los activos bajo gestión en fondos de inversión, registrando un 23,3% decrecimiento interanual.

Mientras, los saldos gestionados en ahorro vista progresan también un 18,6% en junio de 2016 con respecto a la misma fecha del año anterior.

Fruto del contrastado prestigio en la gestión del ahorro, Ibercaja ha logrado avances relevantes en la cuota de mercado nacional de los principales productos de desintermediación: +14 puntos básicos en fondos de inversión hasta el nuevamente histórico 4,20%; 8 puntos básicos en fondos de pensiones hasta el 5,75%; y 8 puntos básicos en seguros de ahorro hasta el 3,70%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − siete =