Por si el Gobierno se ha quedado corto en la dosis de miedo que debía inocular a los pensionistas, en los últimos días hemos asistido a un bombardeo nada inocente sobre la supuesta quiebra de la Seguridad Social y la urgente necesidad de recortar las pensiones para que sea sostenible, según Juan Carlos Escudare, de el público.es algo inaudito y engañoso impropio de un Gobierno democrático que debería gobernar para los que menos tienen, entre ellos, ⅔ de los pensionistas con menos del SMI.

Fedea, la fundación auspiciada por el Ibex 35, que viene inculcando en los grandes medios de comunicación grandes reportajes sobre las bondades(?) de las llamadas “cuentas nocionales”, un sistema impuesto en países como Suecia, Polonia y Letonia que vincula la pensión a lo cotizado y lo distribuye en función de la esperanza de vida a la manera de un fondo privado.

Según la misma fuente, “por si el mensaje no había calado o por si la crisis catalana había distraído a los pensionistas hemos conocido un informe de la OCDE que describe el Apocalipsis y le pone fecha: 2050. En ese año, según las predicciones del organismo, seremos el segundo país más envejecido del mundo desarrollado tras Japón con 77,5 pensionistas por cada 100 habitantes. El corolario es evidente: si no se reforma el sistema, al que se califica como uno de los más generosos del mundo en términos relativos pese a que 5 millones de personas reciben importes inferiores al salario mínimo, el naufragio será inevitable”.

Entre tanto, se produce un nuevo sablazo a la hucha de las pensiones, reducida ya a un cerdito de barro, aunque, para no pasar a la historia como el Gobierno que se fundió 67.000 millones del Fondo de Reserva de una tacada, Moncloa ha intenta demorar lo inevitable: así
para pagar la extra de diciembre a los pensionistas utilizará sólo 3.500 millones de la manga y lo que falta con un crédito de Hacienda.

Produciendo un déficit estructural de 15.000 millones al año, pese a haber establecido en la última reforma un mecanismo que impide la revalorización de manera que los pensionistas financian parte del agujero a costa de perder poder adquisitivo.

Asimismo, “se han modificado las condiciones de los planes privados por si a alguien le da por picar en el tocomocho.

El desvalijamiento de la Seguridad Social ha sido premeditado, el resultado obvio de aminorar los ingresos y multiplicar los desembolsos. No ha sido un producto de la crisis ya que en los primeros años, durante su etapa más virulenta, el sistema escapó del déficit y no fue necesario recurrir a las reservas. Se ha hecho que el crimen parezca un accidente”, según el público.es.

El déficit de 15.000 millones no es sino el resultado de la combinación de varios factores: Como señala Juan Carlos Escudare, en público.es
“el primero, el vaciamiento de la hucha, que en su mejor momento ofrecía réditos de hasta 3.000 millones al año.

El segundo, el uso de la Seguridad Social como pagador de las regalías gubernamentales, hasta el punto que de su caja han salido las bonificaciones y tarifas planas con las que, supuestamente, se animaba a la contratación y que han supuesto hasta 4.000 millones al año.

Paralelamente, se ha trasladado a la Seguridad Social quebrantos que han permitido a otros organismos públicos cuadrar sus cuentas. El ejemplo obvio es del Servicio Público de Empleo, que en tiempos cotizaba por los parados mayores de 52 años y ahora sólo lo hace por los mayores de 55 años y con bases inferiores.

Finalmente, la devaluación salarial impulsada por la reforma laboral ha provocado que el incremento de afiliados al sistema no redunde en mayores ingresos”.

La apariencia es la de un minucioso plan que aboca a la tijera, a la ampliación de la edad de jubilación y a la promoción del ahorro privado en beneficio de la banca, la que promociona las “cuentas nocionales”.

Una reforma debería impulsar los salarios, fomentar la natalidad –que se consigue con ayudasⁿ públicas reales y no con 100 euros por niño- y que valore la aportación de los inmigrantes.

Hablar de quiebra cuando las pensiones públicas en España representan un 11% del PIB frente al 13% de la media de la UE es la coartada de un atraco.

En otros artículos señalé muchos de los problemas de España, que si se arreglaran se solucionarían no sólo el problema de las pensiones, sino otros tantos problemas tan graves como el señalado.

Que desaparezcan los consejos asesores, que no asesoran nada y cobran una millonada al mes y no sé cuántos ceros añadir al año.

Engaños, insidias, mala política gubernamental, reformas laborales y del Sistema Público de Pensiones, gobernar para la banca, los oligopolios, poner escusas de mal pagador, vaciar la “hucha de las pensiones” en beneficio de unos pocos, señalar a la “crisis” todos los males del país es engañar? a la ciudadanía.

Ante los engaños, la premeditación calculada, el desgobierno para la mayoría y gobierno para los millonarios, son motivos suficientes para que organizaciones no gubernamentales, Plataformas de Yayoflautas, grupos de pensionistas y la Coordinadora Estatal en la Defensa del Sistema Público de Pensiones luchen, se organicen, reivindiquen por sus derechos, organicen manifestaciones, protestas, entre otras acciones, para defender sus derechos a unas pensiones dignas y que les permitan sus últimos años vivir sin problemas económicos.

 

Nota: A los lectores que estén interesados en solucionar el grave problema de las pensiones, les dejo varias direcciones que les pueden ayudar a resolver sus problemas.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA.

Yay@flautas Cartagena

coordinadoraestatalpensiones@gmail.com

@pensionazo_no

Facebook: Yayoflautas de Murcia

Twitter: @yayoflautasmur

Mail: yayoflautamurcia@gmail.com

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCorreos reconoce las contrataciones irregulares de Alicante
Artículo siguienteJunqueras: “Cada día sueño con la libertad”
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

2 Comentarios

  1. Todos sabemos como se arregla esto, pero de momento nadie lo inicia por lo duro de la transición, pero va a haber que hacerlo. Que no escapen, confiscación de bienes y guillotinas.

  2. obligan a cotizar y luego usan nuestro fondo para sus intereses.
    En cambio, ellos (los politicos) cotizan polos años y cobran toda la vida.
    Y que hacen los fiscales y jueces ante ese robo a mano armada?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 7 =