Si tienen previsto viajar en un AVE o en un tren de Larga Distancia prepárense una mochila con una botella de agua y un bocadillo porque los trabajadores que se encargan de los servicios de cafetería o de catering han convocado una huelga en defensa de sus derechos, de sus puestos de trabajo y de sus salarios. Como ya informamos en Diario16 la pasada semana, todas las organizaciones sindicales emitieron un comunicado en el que señalaban al «bloqueo total de las negociaciones provocado por las posturas agresivas y regresivas de la empresa, quien también comunicó su decisión unilateral de dejar de aplicar el convenio, decisión que no compartimos los sindicatos pero que deja a la totalidad de la plantilla sin un marco colectivo que regule sus relaciones laborales y cuyos efectos ya han empezado a sufrir el personal temporal» como la causa principal del conflicto.

Los sindicatos denuncian que cuando se licitó el contrato Ferrovial Servicios presentó una oferta con una bajada respecto a presupuesto inicial de la licitación del 21%, lo que puede ser definido como bajada temeraria, rebaja que está afectando a los trabajadores ya que durante dos años se han producido bajada de salarios, despidos, sanciones, aumentos de carga de trabajo e interpretaciones subjetivas del convenio colectivo, convenio que expiró gracias a la normativa restrictiva de la Reforma Laboral del Partido Popular. Hay que tener en cuenta que Ferrovial, además de los beneficios del propio contrato, beneficios que son muchos menos por la bajada temeraria en la licitación, tiene importantes ingresos por la recaudación de las cafeterías y del bar móvil, además de declarar beneficios multimillonarios a nivel mundial.

Para firmar el nuevo convenio colectivo Ferrovial Servicios ha puesto como condiciones innegociables reducciones salariales o una mayor flexibilidad en las jornadas laborales además de la presentación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a 452 trabajadores.

Por estas razones hoy se inicia una huelga en los servicios a bordo de AVE y Larga Distancia que se extenderá hasta el día 5 de marzo. No habrá trabajadores haciéndose cargo de los servicios de cafetería, catering, bar móvil, oficinas, acompañamiento de trenes nocturnos, por ejemplo.

Por su parte, RENFE ha publicado un comunicado que dice lo siguiente: «Con motivo de la convocatoria de huelga del personal de la empresa prestadora de los servicios a bordo de nuestros trenes AVE y Larga Distancia, prevista entre el 26 de febrero y el 4 de marzo de 2017, informamos a nuestros clientes que no podemos garantizar nuestros servicios habituales de audio/vídeo, cafetería, restauración en plaza (Preferente) y los viajes de menores sin acompañante. Si lo desean, pueden anular o cambiar el día de su viaje, sin coste alguno. Rogamos disculpen las molestias ocasionadas».

Conseguir un contrato público con bajadas temerarias no puede afectar a las condiciones laborales ni a los salarios ni, por supuesto, afectar a los puestos de trabajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 6 =