Lo diré otra vez y cuántas veces más haga falta. Soy de la opinión, de la que nadie me moverá, que los clubes solo representan a los suyos, a sus fieles seguidores cuando les toca jugar en cualquier competición, máxime en las internacionales.

Casi hace una semana hubo una excepción, cuando el Celta visitaba Old Trafford. Un poco porque todos nos sentimos  más cercanos  del pequeño y un mucho por lo mal que por estos lares cae ese insufrible Jose Mourrinho, aunque para colores el campo y alguno hay que todavía sigue a pie juntillas  los pasos de ese profeta luso de pacotilla. Y me refiero al entrenador de esa nacionalidad.

Pero en esos seis días transcurridos, el viento a favor de los vigueses viene ahora de sus incondicionales y de los azulgranas que por una vez quisieran jugar de celeste. Pero no. Se tendrán que conformar con animar desde dónde se encuentren para que los de Berrizo hagan un “tenerifazo”. Los de Luis Enrique son meros testigos de lo que ocurra en Balaídos.

Por supuesto que el ciento por ciento de los madridistas querían que el Celta llegara a la final de la UEFA Europa League. Más que nada porque eso les hubiera obligado, como lo han hecho en muchos encuentros de esta Liga, adulterándola en mi opinión, a sacar el plan b. A menos de una semana de ese que pudo ser el día grande de los gallegos.

Como eso no ha ocurrido, en las horas previas parece que ha ido in crescendo las ganas que se tienen Celta y Real Madrid y sus respectivas aficiones. La local porque, no se sabe bien la razón, parece estar ante el partido de año y la visitante porque todavía se siente dolida por el aplazamiento y esa inquina desmesurada que ven en los últimos días.

Un partido decisivo en el que estará Nacho. Solo los más acérrimos anti madridistas pueden pensar que Apelación ha hecho un favor, para muchos otro de tantos, al Real Madrid. En la jugada donde recibió la amarilla, no sabemos dónde vio Undiano los motivos  para sacar al multifacético defensa la tarjeta. No sé si Nacho jugará, pero tengo otra cosa muy clara. Hoy todos no son del Celta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 7 =