Hoy ha muerto una compañera de colegio, Lola Manteca.

Hoy ha muerto la chica de dieciséis años

a la que nunca volví a ver

desde que ambos terminamos el COU.

 

Nunca la he olvidado

y ahora que ha muerto

tampoco la olvidaré.

 

En mi recuerdo siempre será

guapa y maravillosa

excelente conversadora también.

 

En mi recuerdo jamás aparecerá

en su rostro ni una sola arruga.

 

Y nunca morirá.

En mi recuerdo,

y en el de todos los que la conocimos

y no volvimos a verla,

será siempre esa chica deliciosa

de dieciséis años. Amén. Será.

 

(En memoria de mi compañera de colegio, Lola. Y de mis propios dieciséis años que apenas recuerdo ya). 12 de junio de 2016. Gracias a Ángel Arteaga Balaguer, que ha mecanografiado mis palabras una vez más.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. No teníamos ninguna foto, aunque Nazario me dijo que si conseguía una me la mandaba. He preferido pedirle a mi editor, el amable y siempre impecable Manuel Larios, que lo publicase, y si luego teníamos una foto que nos gustara y fuera adecuada la cambiábamos.
    Son sólo unas palabritas, que intentan respirar entre la tristeza inevitable. Y va por todos, por todos mis compañeros de colegio, en el Pilar, y por cualquiera que ha perdido a otro ser humano antes de tiempo, cuando la máquina en teoría aún debía resistir más, o un poco más.
    Mi afecto para todos
    Javier Puebla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =