Europa puede respirar tranquila. Francia, Alemania y el resto de países del viejo continente han seguido con preocupación la celebración de los comicios nacionales en Holanda. Sin embargo, y según los sondeos a pie de urna y los primeros resultados oficiales, el partido de Mark Rutte, el actual primer ministro, revalidaría su victoria, con 31 de los 150 escaños.

A la espera de los resultados oficiales, los sondeos que han dado a conocer las propias agencias de comunicación de Holanda, indican que Rutte quedaría en primer lugar con esos 31 escaños, pero muy lejos de los 76 necesarios para formar gobierno. Sin embargo, la noticia en la propia Holanda y en el resto del mundo que mantenía en vilo a los principales mandatarios y a los propios ciudadanos, ha sido la que anuncia que el representante de la extrema derecha Wilders, no ha sido el más votado.

Este político antisemita es el gran responsable de que el mundo haya estado más pendiente que nunca de lo que acontece en Holanda. Sin embargo, ya en la última semana las encuestas le hacían perder fuerza en unos comicios que han tenido una de las participaciones más elevadas en la democracia holandesa (82%).

La formación de Rutte se impone así al partido xenófobo, aunque perdería 10 escaños con respecto a las anteriores elecciones.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =