En la literatura médica se la conoce como el Asesino Silencioso porque no da pistas, no duele, no sientes nada, no molesta, no salta ninguna alarma; hasta que vas un día a tu médico de cabecera, y te toma la tensión. Si es igual o superior a 140 / 90 ya se ha adueñado de ti y; o pones tierra de por medio, o se hará contigo.

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha vuelto a insistir en la necesidad de mejorar el manejo de la hipertensión arterial. El mensaje se enmarca en el Día Europeo de la Prevención del riesgo Cardiovascular, celebrado el pasado 14 de marzo. La fundación recuerda que esta patología afecta al 42,6 por ciento de la población española, si bien el 37,4 por ciento está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es publicado en Revista Española de Cardiología (REC).

La FEC alerta de que las enfermedades hipertensivas han doblado el número de fallecimientos en la última década, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que hacen referencia a las causas de mortalidad de 2015.

En palabras del presidente de la FEC Carlos Macaya, detalla: “Mientras que en 2005 la hipertensión provocaba 6.661 fallecimientos, en 2015 ya es la causante de 12.674”. El presidente asegura, que la hipertensión “es factor de riesgo de otras enfermedades cardiovasculares como el infarto o el ictus, y seguramente es causante de muchas más defunciones.

Ante estas cifras, prevenir y tratar la hipertensión es primordial en nuestro país. La reducción de la sal añadida en nuestros alimentos debe ser una prioridad para nuestros políticos e industria alimentaria; pero no solo de ellos; “retirar el salero de nuestra mesa es una medida que podemos, y debemos, realizar cada uno de nosotros en nuestro día a día”. Mucho cuidado con las conservas y los alimentos procesados.

A pesar de que se observan mejoras en ictus e infarto, la FEC mantiene su preocupación en otra patología: La Insuficiencia Cardíaca. Según los últimos datos disponibles, esta enfermedad sigue provocando prácticamente los mismos fallecimientos que en 2005 y es la primera causa de ingreso hospitalario en nuestro país. Sin embargo los diferentes servicios sanitarios entre Comunidades Autónomas hacen imposible una equidad en los tratamientos. “Tal y como ya reveló la Sociedad Española de Cardiología la variabilidad de mortalidad intrahospitalaria de esta enfermedad entre comunidades llega a ser del 80 por ciento”, concluye el presidente de la FEC.

Los expertos remarcan que aunque por tipo de enfermedades, las isquémicas (infarto, angina de pecho…) y las cerebrovasculares fueron las más mortales en 2015, en los últimos diez años se ha logrado una importante reducción en los fallecimientos.

Así, en 2015 falleció un 32 por ciento menos de personas por infarto y un 18 por ciento por accidente cerebrovascular en relación a la última década. El experto achaca estos datos a iniciativas como el Código Infarto o la generalización de la angioplastia primaria (ensanchar una arteria) como primera opción terapéutica.

Todas las enfermedades que se nombran en esta información se fundamentan en una ingesta excesiva de sal. Mucho cuidado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − cuatro =