En una jornada sin apenas incidentes entre las aficiones, quizá el mayor enfrentamiento se haya producido en el momento en que, en presencia del Jefe del Estado, Felipe de Borbón, sonaron los acordes del himno de España y fue pitado por una parte de la afición del Fútbol Club Barcelona.

La presencia constante del Barça en los últimos años en las finales de la Copa de España, coincidiendo en el tiempo con el proceso soberanista, ha generado una situación que no es inédita en otros países europeos: una parte de los seguidores de clubes ubicados en regiones con conflictos territoriales pitan el himno nacional. En España hemos vivido grandes pitadas, sobre todo cuando ha coincidido el club culé con el Athletic de Bilbao.

En esta ocasión, la pitada ha quedado tapada por el coreo de los acordes del himno por parte de aficionados sevillistas y barcelonistas llegados de toda España.

Cuenta atrás, los jugadores se colocan en sus puestos, el árbitro Gil Manzano mira su reloj y… ¡comienza el partido!

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Jose, parece que cojeas un poco. Además de no pitar el himno por mi no tendrías inconveniente en ponerte ropa amarilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =