Un pequeño de seis años se ha convertido sin pretenderlo en el héroe de la lucha contra la violencia de género.

”A mi mamá la van a matar”. Con esta frase tan clara y concisa un niño de seis años alertó a la Policía Local de A Coruña de que su madre estaba siendo víctima de una agresión machista y puso en marcha una intervención policial en la que pocos minutos después el presunto agresor estaba detenido y su progenitora, él y su hermano de pocos meses, a salvo.

La llamada se realizó, además, a una hora muy poco habitual para que un niño de tan corta edad esté despierto y cuidando de su hermano pequeño: las 5.50 horas de la madrugada del pasado domingo.Los agentes que acudieron a la llamada de socorro se encontraron en la vivienda al niño de 6 años que los había llamado dándole el biberón a su hermano de pocos meses. En otra habitación, la policía se topó con un hombre y una mujer, que explicó a la policía que su exmarido y padre de los niños se presentó en el domicilio amenazándolos a todos de muerte y que llegó incluso a golpearla.

Sucedió en el barrio coruñés de Labañou. Sobre las cinco de la madrugada del pasado lunes, la sala de la Policía Municipal recibió la llamada de un niño, quien alertaba de que a su madre le estaban pegando. Dio la dirección, y desde el 092 le dijeron al pequeño que se tranquilizase, que en nada enviarían dos patrullas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorGracias Shangay por luchar aquí
Artículo siguienteSeñor De Guindos, ahora que ya tiene mi libro…, léalo y entérese
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + uno =