El Gobierno de Venezuela asegura de que un agente de la policía científica de ese país robó un helicóptero con el que sobrevoló y abrió fuego contra las sedes del Ministerio de Interior y del Tribunal Supremo (TSJ) en Caracas, y asoció a este hombre con la estadounidense Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Pocos argumentos necesitaba mejores el Gobierno de Maduro que este ataque para justificar, o al menos tratar de hacerlo, al mundo su dictadura y falta de libertades.

El ministro de Comunicación venezolano, Ernesto Villegas, explicó que la aeronave fue hurtada de la base aérea militar de La Carlota, en Caracas, y que el responsable es Óscar Pérez, inspector adscrito a la división de transporte aéreo de la policía científica (CICPC) y que se habría rebelado. En el ataque estuvieron involucrados al menos cuatro hombres más aparte de Pérez, a juzgar por el vídeo reivindicativo que el grupo ha publicado en las redes sociales.

Desde el helicóptero se efectuaron 15 disparos y se lanzaron cuatro granadas

En cadena obligatoria de radio y televisión el ministro señaló que “el complotado” voló la aeronave hasta el Ministerio de Interior en el centro de la capital y “efectuó alrededor de 15 disparos contra la edificación”, mientras en la terraza de ese organismo se realizaba un “agasajo” con unas 80 personas.

Luego, se dirigió a la sede del Poder Judicial donde “fueron efectuados disparos y lanzadas al menos cuatro granadas de origen colombiano y fabricación israelí, de las cuales una no estalló y fue colectada”.

Según Villegas, estos ataques forman parte de “una escalada golpista contra la Constitución y sus instituciones”, y aseguró que Pérez está siendo investigado por sus “vínculos con la Agencia Central de Inteligencia” y la embajada de Estados Unidos en Venezuela.

“Así como sus vínculos con un exministro del Interior quien recientemente ha confirmado públicamente sus contactos con la CIA”, dijo en alusión al Miguel Rodríguez Torres, quien denunció la “falsedad” de un documento hecho público por un medio progubernamental que le relaciona con la CIA.

Para el gobierno venezolano, estos son ataques de carácter terrorista “enmarcados en la ofensiva insurreccional adelantada por factores extremistas de la derecha venezolana con apoyo de gobiernos y poderes extranjeros”.

El Gobierno pide a la oposición venezolana que condenen este acto violento

Villegas destacó que la Fuerza Armada y los cuerpos de seguridad del Estado se encuentran desplegados con el objetivo de capturar al autor de estos hechos y recuperar la aeronave, y exhortó a la ciudadanía a comunicarse con las autoridades a través del 911 en caso de tener información sobre el paradero de Pérez o el helicóptero.

Asimismo, emplazó a la oposición venezolana y a todos los factores políticos del país a condenar “resueltamente” estos hechos y a “deslindarse de la violencia”, y enfatizó que ningún ataque detendrá el proceso constituyente que activó el presidente, Nicolás Maduro, para redactar un nuevo ordenamiento jurídico. 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − cuatro =