Estaba cantado, pero…

Pero tenía que suceder. Aún le quedaba una posibilidad a Sebastian Vettel si ganaba o quedaba segundo y Lewis Hamilton abandonaba. Y han estado ambos, Sebastian y Lewis, rueda con rueda tras la salida. Demasiado cerca el uno del otro. Sin embargo, extrañamente, el toque entre ambos monoplazas no ha obligado a abandonar a ninguno, aunque sí -los dos igual- se han visto obligados a pasar por boxes.

Y ha sido una bonita remontada. Más bonita la de Vettel, hasta el cuarto, que en todo momento ha sido confiando en lo imposible, en conseguir la segunda plaza y que Hamilton abandonase.

No ha sido así. Hamilton no ha abandonado y se ha proclamado campeón del mundo por cuarta vez en su carrera, y es el piloto británico que más veces ha ganado el título, superando al inolvidable Jackie Stewart. Otro record para sumar a los que ya ha conseguido este año: número de podiums y número de poles position.

Por lo demás la carrera la dominó de modo absoluto Max Verstappen, que nada más salir convirtió su segundo puesto en clasificación en primero. Los dioses le han mimado, porque al menos cuatro motores Renault han reventado en el circuito Hermanos Rodríguez en su edición del año 2017; pero el de Max ha aguantado, a pesar de que ni los miedos de sus ingenieros han conseguido hacerle bajar el ritmo.

Ya los pilotos sueñan con la próxima temporada, con sus peculiares ovejas eléctricas, bladerunners sobre ruedas.

No es muy emocionante que el campeonato ya esté decidido cuando aún quedan dos carreras, Brasil y Abu Dhabi; pero es lo que hay.

Dicen que pronto llegará la lluvia y el frío. Pero de momento el otoño es suave y el futuro abierto y vivo.

Otro burbon, por favor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diez − uno =