Baños de Popea, donde se perdió el rastro del menor.

Ha aparecido el cadáver del menor de tan sólo 13 años, al que se le perdió la pista en la tarde de ayer cuando se encontraba de excursión con sus compañeros en los baños de Popea (Córdoba). La Guardia Civil recuperó el cuerpo del niño en una fosa a tres metros de profundidad, aunque de momento se desconocen las causas del fallecimiento.

La Guardia Civil activó el dispositivo de búsqueda a las 20,30 de la tarde de ayer, y en apenas unas horas, sobre las 12 de la noche, encontraban el cuerpo del pequeño en una zona rocosa situada en una de las pozas del río, a varios metros de profundidad. La búsqueda se desarrolló en una zona llena de cascadas y remansos de agua en el entorno de los Baños de Popea, un tramo natural que sigue el curso del arroyo Molino, cercano a la desembocadura del río Guadiato.

El niño pertenecía al Instituto de Educación Secundaria (IES) Colonial de Fuente Palmera en Córdoba. El alcalde de la localidad Francisco Javier Ruiz, ha informado de que el Ayuntamiento colaborará en las labores para la repatriación a Bolivia del cuerpo del menor. Ha manifestado además que ese es el deseo de la familia del fallecido, que llevan más de diez años asentados en la localidad cordobesa.

El alcalde también ha subrayado que la actividad extraescolar en la que han sucedido los hechos estaba “totalmente reglada y monitorizada en el exterior, y cuando decidieron volver no encontraron al menor, por lo que se inició la búsqueda con un dispositivo”, y lamentó el resultado de la búsqueda al resolverse en el hallazgo del cuerpo sin vida del niño. El Ayuntamiento ha decretado dos días de luto oficiales, y el instituto en el que estudiaba el menor ha suspendido todas las clases en el día de hoy.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =