Los sindicatos CCOO, UGT y USO consideran insuficiente la subida de las pensiones en un 0,25% que aprobó el Gobierno y han advertido que, con una inflación prevista próxima al 1,2%, las pensiones perderán poder adquisitivo el próximo año, al igual que ha sucedido en 2016.

CCOO ha denunciado que, de acuerdo con los datos adelantados de IPC de diciembre, las pensiones han perdido en 2016, 1,25 puntos de poder adquisitivo y 2,05 puntos desde 2007.

El sindicato ha instado a las fuerzas políticas a que, pese al veto del Gobierno, desbloqueen en el Congreso la revalorización de las pensiones en el marco de un acuerdo que garantice el equilibrio financiero del sistema y la suficiencia de las prestaciones mediante una fórmula de revalorización que ayude a mantener el poder adquisitivo a los pensionistas.

UGT, por su parte, ha denunciado que la subida de las pensiones en un 0,25% para 2017 resulta “claramente insuficiente”, pues apenas supondrá un incremento medio de 1,62 euros mensuales para la pensión más habitual, que ronda los 650 euros al mes. UGT advierte de que esta subida “condena a los pensionistas a perder dinero un año más y a más pobreza”.

Para UGT, resulta imprescindible aumentar las pensiones el próximo año en al menos un 1,2% para que este colectivo no pierda poder adquisitivo, por lo que llama a los grupos políticos a negociar, en el marco del Pacto de Toledo, medidas que aseguren el presente y el futuro de los pensionistas y del sistema público de pensiones.

UGT propone asegurar el poder adquisitivo de las pensiones mediante la inclusión de una cláusula de revisión a final de año; pero el Gobierno, parece más preocupado en bajar las pensiones año a año para favorecer los fondos privados de pensiones. El sindicato subraya que un modelo público de pensiones eficaz y eficiente es “incompatible” con la reforma que el PP aprobó en 2013, con un índice de revalorización y un factor de sostenibilidad “que llevan implícitos el recorte de las pensiones a corto y medio plazo”.

USO ha denunciado que, de cumplirse la previsión de inflación que ha realizado el Banco de España para 2017 (2%), los pensionistas perderán el próximo año 1,75 puntos de poder adquisitivo con la subida de sus prestaciones en un 0,25%.

“Sigue tratándose de un incremento insuficiente que continuará incidiendo en el empobrecimiento de los pensionistas. Teniendo en cuenta que más de 2 millones de pensionistas, el 23% del total, cobran pensiones de entre 600 y 650 euros, este incremento será casi imperceptible”, ha denunciado USO, según Europa Prees en Público el 30/12/2016.

 

De acuerdo con Inversión y Finanzas.com, la reforma de las pensiones aprobada en 2013 introduce dos cambios radicales en el sistema. 1.- Las prestaciones ya no se actualizarán conforme a la inflación, sino con un nuevo Índice de Revalorización que tiene en cuenta los ingresos y gastos del sistema así como el aumento de pensionistas y de la prestación media con el que, automáticamente, si hay déficit se limitan las subidas hasta alcanzar el equilibrio. La ley fija un suelo de subida del 0,25% para los años malos, de manera que los pensionistas perderán poder adquisitivo si la inflación supera esa cifra. Una pérdida que será costoso de recuperar porque también hay un techo para la subida de las pensiones en los años de bonanza, el IPC más 0,5%. Eso significa que, por cada punto porcentual de poder adquisitivo que se pierda en un año malo, se necesitarán dos años muy buenos en los que se aplique la subida máxima. Este índice se aplicará a todos los pensionistas, actuales y futuros. Para 2014, ya se ha decidido que la subida será sólo del 0,25%.

2.- El Factor de Sostenibilidad, que consiste en un coeficiente que se aplicará en el momento de calcular la pensión de los nuevos jubilados. La pensión mensual a cobrar se ajustará a la variación de la esperanza de vida. Como, previsiblemente, la esperanza de vida aumentará en el futuro, las prestaciones mensuales serán más bajas. El Ministerio de Empleo asegura que la prestación total percibida será equivalente a la de pensionistas anteriores puesto que se cobrará menos cada mes pero durante más años. (TOMA YA!!! CUANDO MÁS LO NECESITAN!!!!)

Con ambas medidas, el Gobierno calcula que el sistema se ahorrará cerca de 33.000 millones de euros entre 2014 y 2022. (Eso es lo que quiere para gastárselo? y lo que sobre se van de parranda?). Esta reforma no será la última pues el Gobierno ya se plantea estudiar para el futuro modificaciones en el régimen de pensiones de viudedad y su financiación. Los cambios se suman a los aprobados en 2011 que han entrado en vigor este año: el retraso en la edad de jubilación hasta los 67 años y la exigencia de más años cotizados para cobrar el 100% de la pensión (37 años en lugar 35), que se hará de forma progresiva hasta alcanzar los límites fijados en 2027. También se incrementa el periodo de cotización para calcular la base reguladora sobre la que se determina la prestación: pasa paulatinamente de 15 años a 25 en 2022, lo que puede suponer una reducción en la cuantía de la pensión ya que los salarios más antiguos suelen ser inferiores, aunque con la crisis y el alto desempleo puede ocurrir que los últimos años sean los de menor cotización.

A  todas estas medidas las Plataformas de pensionistas, la Coordinadora Estatal para la Defensa del Sistema Público de Pensiones se oponen y luchan con todas sus fuerzas en la calle y en contacto con Partidos políticos, creando Iniciativas Legislativas Populares, Tablas Reivindicativas, Estudios profundos, Trabajos de Investigación para luchar y conseguir la victoria ante un Gobierno ineficaz, que no gobierna para TODOS, SI NO PARA LOS OLIGARCAS.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorJaulas
Artículo siguienteSin matices
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + siete =