Foto de la modelo María Sanjuán subido a su perfil de Instagram.

La modelo María Sanjuan, a la que el titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui, llamó “bicho” e “hija puta” el pasado junio durante una vista sobre la custodia de sus dos bebés, no tiene en la actualidad ninguna resolución judicial que la declare como víctima de un delito de violencia de género, recuerda su ex marido, Josué Reyzabal, en declaraciones exclusivas a Diario16.

La Audiencia de Madrid revocó la orden de protección de la denunciante al no hallar “tipicidad” en los hechos denunciados

La ex pareja de esta mujer recuerda que “no existe resolución judicial que declare que la señora Sanjuan es una víctima de violencia de género” y reclama en este sentido que “las referencias a ella deben ser, en cualquier caso, a una presunta víctima de violencia de género”. Del mismo modo, el ex marido de la modelo apunta que no existe tampoco ninguna resolución judicial que declare que sea “culpable” de ninguno de los delitos que la denunciante le imputa. “Por tanto, las referencias a mi persona deberán ser, en su caso, como investigado”, apunta Reyzabal.

En una carta remitida a este diario, el ex marido de la denunciante apunta que “no puede hablarse, en ningún caso, de la señora Sanjuan como una víctima de violencia de género, ni como una mujer maltratada, ni mucho menos del señor Reyzabal como un maltratador, sin que exista una sentencia que así lo declare, pues dichos calificativos son absolutamente falsos” y le causan “un perjuicio irreparable”.

El ex marido de la modelo recuerda el intrincado proceso judicial que la ex pareja está viviendo desde su separación. Tras una denuncia inicial interpuesta por Sanjuan por un supuesto delito de violencia de género en enero de 2018, se abrió un proceso de diligencias previas en el que esta presunta víctima de violencia de género solicitó una orden de protección frente a su ex marido. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, presidido por el juez Martínez Derqui, denegó la orden de protección.

Tras recurrir en apelación, la solicitud fue desestimada también por la sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid en marzo de este año. Posteriormente, el juez Martínez Derqui dictó un auto de sobreseimiento que fue recurrido por la denunciante, que también desestimó la Audiencia Provincial de Madrid, con lo que confirmaba el sobreseimiento del caso de presunta violencia de género.

Esta mujer presentó también el pasado mes de marzo una nueva denuncia por otro presunto delito de violencia de género. El caso recayó en esta ocasión en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Madrid. La titular de este juzgado, María Gracia Parera de Cáceres, dictó a comienzos de marzo una orden de protección, con orden de alejamiento y prohibición de comunicación sobre la denunciante. Su ex marido interpuso un recurso de apelación contra dicha orden de protección ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Tras conocer la denuncia previa, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 3 se inhibió a favor del que preside Martínez Derqui. De este modo, las diligencias urgentes 184/2018 pasaron a ser diligencias previas 263/2018, según informa el ex marido de la denunciante.

El pasado 25 de junio, la Audiencia Provincial de Madrid estimó el recurso interpuesto por la defensa del denunciado y revocó la orden de protección a Sanjuan al considerar que no existían indicios de delito. “Lo que viene a significar que no existía riesgo objetivo” para la denunciante, según su ex pareja. De este modo, el juez de Violencia sobre la Mujer 7 de Madrid levantó la orden de protección cumpliendo el dictamen de la Audiencia.

El último paso judicial del caso se produjo el pasado 25 de junio, según el relato del denunciado remitido a Diario16. En esa fecha, la Audiencia Provincial de Madrid consideró “la ausencia de tipicidad en los hechos de la denuncia”, lo que motivó que la defensa del denunciado solicitara el sobreseimiento y archivo de las diligencias previas.

Josué Reyzabal recalca que no es “un personaje público” y que “nunca” ha prestado consentimiento para que sus datos ni su imagen sean utilizados ni publicados y ruega que se abstengan de “la utilización y publicación de los mismos y procedan a la retirada de las publicaciones que ya hagan referencia a ellos”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 10 =