José Guirao ha cancelado definitivamente la fusión del Real y el Teatro de la Zarzuela. El ministro de Cultura y Deporte explica la decisión por las dificultades laborales de los trabajadores absorbidos: “Tiene un problema al que soy bastante sensible: no estaba resuelto cómo se integraban los trabajadores de la Zarzuela, que son más de cien personas”.

El ministro de Cultura ha comunicado a las centrales sindicales UGT, CCOO, CSIF, que anula el Real Decreto 229/ 2018 por el que se fusionaba el Teatro de La Zarzuela y la Fundación Teatro Real y que hubiera entrado en vigor con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Dichas revocación se producirá en el Consejo de Ministras y Ministros, previsto para el día 29 de junio.

Los sindicatos han acordado “verbalmente” con el Ministro, “la apertura de una mesa de trabajo para conseguir el fortalecimiento y un fruncionamiento óptimo de todo el INAEM”, como institución de gestión directa de la Producción Cultural Pública.

Esta decisión política, viene precedida por la movilización social, cultural, y de los trabajadores y trabajadoras del INAEM y especialmente del Teatro de La Zarzuela, que desde el mes de abril han tomado la calle y paralizado el organismo en defensa de una cultura pública y gestionada por la Administración.

Las centrales sindicales han convocado para hoy, una Asamblea para explicar los términos de este compromiso a los y las trabajadoras del INAEM.

El Ministerio de Cultura en un comunicado, señala que el ministro ha adoptado esta decisión “tras analizar las incertidumbres jurídicas, técnicas y operativas que implicaba la fusión propuesta, sobre todo en relación con la subrogación de los trabajadores” y añade que “en los próximos Consejos de Ministros el Gobierno materializará esta decisión derogando el actual Real Decreto 229/2018, de 20 de abril, que acordaba la fusión y cuya entrada en vigor estaba pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado“.

El ministro en un visita al Archivo General de Indias en Sevilla, que “al margen de la bondad o no del proyecto, que habría que seguir pensando un poco, lo que estaba en marcha tiene un problema al que soy bastante sensible: no estaba resuelto cómo se integraban los trabajadores de la Zarzuela, que son más de cien personas. Si los temas laborales no están resueltos, a la gente no le puedes pedir fe ciega”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =