A pesar del informe desfavorable emitido por el Parlamento Europeo tras la audiencia realizada por Luis de Guindos presentando su candidatura a la vicepresidencia del BCE, y los recelos mostrados por la actual cúpula del BCE en Frankfurt por el perfil excesivamente político del candidato español, fuentes de Bruselas confirman a Diario16 que de Guindos será elegido para el cargo a principios de esta semana, casi con toda probabilidad.

España, tras un paréntesis de 6 años fuera de la principal institución monetaria europea, regresará, casi con toda probabilidad, al consejo de gobierno del BCE ostentando una vicepresidencia.

España perdió su puesto al inicio del mandato de Mariano Rajoy debido a dos factores combinados, por un lado el desplome de la economía española con la prima de riesgo en cifras estratosféricas, y por otro la arrogancia del Gobierno español que a pesar de ser advertido por todas las fuentes de la debilidad de su posición, y la necesidad de presentar una mujer como candidata para conseguir el apoyo del Parlamento Europeo y así restar argumentos a los países que querían desplazar a España de Frankfurt, el gobierno del PP presentó un candidato que no reunía ninguna de las características demandadas por el Parlamento Europeo.

Felipe González cuando se discutió con Helmut kohl y con Jacques Chirac, a principios de los 90, la posibilidad de la creación de la moneda única, consiguió el compromiso de que España siempre estaría presente en el núcleo de decisión, sin embargo, la mala gestión del gobierno de Rajoy hizo perder esa posición en el Consejo de BCE en un momento especialmente crítico para la economía española.

El BCE tiene entre sus funciones la dirección de la política monetaria de la zona euro y resultaba ciertamente inexplicable que la cuarta economía en volumen de dicha zona, estuviera excluida de las decisiones al respecto.

La política del presidente del BCE, Mario Draghi, posibilitó líneas de apoyo a las economías del Sur de Europa, y una política anticíclica en contra de los postulados del Bundesbank (banco alemán), en esta labor tuvo el apoyo del vicepresidente portugués del BCE, Vítor Constancio.

Luis de Guindos cuenta para su elección con el apoyo de Alemania y Francia, que desean compensar a España tras la humillación de su frustrada candidatura a la Presidencia del Eurogrupo, donde el holandés Jeroen Dijsselbloem  le derrotó por amplia mayoría.

La mejora de la economía española, unida al deseo de Angela Merkel de premiar a uno de sus alumnos más aventajados en sus políticas de austeridad y recortes, conducirá muy probablemente a que el candidato español salga victorioso a pesar de que su perfil no despierta excesivas simpatías en los círculos de Bruselas y Frankfurt.

El candidato irlandés, Philip Lane, avalado por el informe favorable del Parlamento Europeo y su excelente desempeño en el Banco Central de Irlanda, parece más interesado en obtener el influyente puesto de economista jefe del BCE que se dirimirá en los próximos meses.

Uno de los motivos por el que el Parlamento Europeo no ha dado su visto bueno a Luis de Guindos, aunque su informe no es vinculante, es debido a su perfil excesivamente político y a las críticas recibidas, especialmente en el último periodo, por su gestión en diversas crisis del sistema financiero español, con especial relevancia a la calificada como “caótica” gestión en la venta del Banco Popular al Banco Santander que ha generado importantes suspicacias en los círculos financieros europeos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Compensación por el robo del banco popular. El saqueo a 1.000.000 millón de españoles ha servido a este sinvergüenza para tratar de rescatar al SATANder y para ser premiado con su puestito a dedo en el BCE. Que el parlamento europeo diga que no quiere a este y que aún asì lo pongan dice mucho de esta europa. Yo en su dìa votè a favor de europa, hoy, desde luego, veo que fue un error. Hay que irse de europa cuanto antes, como los britànicos. SPAINXIT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 8 =