Guillermo Gross: “El PP ha manchado el nombre de Valdemoro”

El alcalde de Valdemoro, en entrevista con Diario 16, contempla con preocupación la moción de censura del próximo 14 de julio a su equipo de gobierno

0

Guillermo Gross, es el alcalde de España, más seguido en estos momentos, al ser de plena actualidad política el municipio de Valdemoro, -epicentro de la trama Púnica-,   a las puertas de una moción de censura el próximo 14 de julio. Desde Diario 16, nos hemos acercado a Gross, y a su equipo de Ciudadanos, en esta entrevista en la que realiza un análisis exhaustivo del consistorio, y responsabiliza de la gestión a los populares, que provocaron la situación actual. “El PP ha manchado el nombre de Valdemoro”, afirma este regidor municpal.

 

¿Cómo aborda el actual alcalde, Guillermo Gross, la inminente moción de censura en el ayuntamiento de  Valdemoro?

“La verdad es que con preocupación. Si prospera finalmente, la moción de censura, tendremos un gobierno de la izquierda más errática y radical que ha existido en Valdemoro, derivado de un pacto entre las cuatro fuerzas menos votadas.

Es una nueva vuelta de tuerca de la oposición hacia la inestabilidad, que ahora se trasladaría al seno del propio gobierno. Sólo hay que ver lo ocurrido en estos dos años entre ellos, y sus enfrentamientos internos. La dimisión de dos concejalas de Ganemos condenadas por un delito de insolvencia punible, la destitución de Faraldos como portavoz del PSOE, y la posterior expulsión de 3 concejales sólo para reponerle en el cargo, la dimisión de un concejal del TUD, así como la descomposición de Izquierda Unida tras su fusión con Podemos, son sólo una muestra de lo que nos esperaría de aprobarse la moción”.

 

¿Cree que está justificada esta censura a la gestión de gobierno de Ciudadanos?

“El cuatripartito no ha dado un sólo motivo o razón en su escrito de moción de censura. En los medios tratan de justificarse repitiendo falsedades y manipulaciones sobre la deuda, los contratos investigados o nuestra gestión. La realidad es, que sólo quieren conseguir por la puerta de atrás una Alcaldía que les negaron los vecinos en las urnas.

Es evidente que han forzado una situación de ingobernabilidad, bloqueándolo todo, para luego pretender aparecer como la solución. Lo malo es que no hay ningún proyecto real y viable detrás, sólo un pacto de sillones labrado en los despachos y pasillos del que sabemos muy poco. Y el Partido Popular colabora obstruyendo todo lo que puede para que la moción de censura se produzca, aunque luego se rasga las vestiduras y dice que no la apoya. La moción de censura sólo busca satisfacer intereses personales. A ninguno parece importarle lo más mínimo que los vecinos de Valdemoro paguen los platos rotos”.

 

¿Intentó llegar a algún acuerdo de gobernabilidad con la oposición antes de que firmaran esta moción de censura?

“Desde el inicio de la legislatura hemos intentado llegar a acuerdos con todos los grupos y hemos estado abiertos a todas las ideas vinieran de donde vinieran, siempre que fueran legales y viables.

No ha sido nada fácil con tantos grupos diferentes que han tenido una gran inestabilidad interna y que no te dicen lo que quieren. Pero hemos llegado a acuerdos puntuales con unos u otros que nos han permitido sacar adelante ordenanzas, precios públicos, el Plan de Ajuste, la solicitud de refinanciación, el Plan PRISMA, ecétera. Y hemos apoyado o impulsado conjuntamente el 60% de las mociones presentadas por la oposición, y eso que nunca contaban con nosotros.

Pero después de la reposición de Serafín Faraldos como portavoz del PSOE, así como la puesta en marcha de la estrategia de Podemos con sus marcas blancas y su particular festival de mociones de censura a todos los niveles, el bloqueo de la oposición se impuso.

El pasado mes de marzo, cuando logramos obtener la ansiada refinanciación del Ministerio de Hacienda, vieron una oportunidad de oro para forzar la ingobernabilidad. Pusimos absolutamente todo encima de la mesa para lograr un acuerdo para la refinanciación, porque es fundamental para el futuro de Valdemoro, pero rechazaron todas las alternativas presentadas por tres veces, sin aportar ninguna enmienda o propuesta.

Ante la gravedad de la situación, convocamos diversas reuniones, tanto conjuntas como individuales, para buscar un acuerdo de gobernabilidad sobre los asuntos básicos y fundamentales. Pero la oposición rechazó de plano cualquier tipo de acuerdo.

El PP exigió mi renuncia como condición previa e indispensable para iniciar conversaciones sobre cualquier asunto; el PSOE rechazó directamente reunirse con nosotros; Izquierda Unida puso como condición irrenunciable el impago de la deuda, algo técnica y legalmente irrealizable; Ganemos por su parte anunció una moción de censura, y Proyecto TUD permaneció en su indefinición permanente.

El bloqueo ha llegado hasta el punto de no venir a trabajar. Por ejemplo, el PP y Ganemos llevan semanas sin acudir a la mesa de contratación y el PSOE ha faltado a las últimas 16 sesiones”.

 

¿Cómo ha gestionado su grupo de Gobierno la rescisión de los “contratos Púnicos”, suscritos en anteriores legislaturas en Valdemoro?

“Esta es una de las mentiras que la oposición va repitiendo como un mantra. En primer lugar hay que aclarar que el hecho de que un contrato esté investigado, como lo están casi todos los contratos suscritos por el PP, no sirve jurídicamente para nada en su resolución. Y que una resolución arbitraria y mal fundamentada es la manera más rápida de llegar al desastre y terminar pagando indemnizaciones millonarias.

Hemos hecho un análisis exhaustivo de los contratos, procedimientos y posibilidades legales para encontrar la mejor estrategia y el menor impacto para las arcas y servicios municipales. El Gobierno de Ciudadanos ha hecho un estricto seguimiento y fiscalización del cumplimiento de los contratos, especialmente de aquellos investigados en la Púnica.

En menos de dos años hemos abierto más expedientes de penalización y resolución que en todas las anteriores legislaturas juntas. Resolvimos el contrato de publicidad exterior, y este mismo miércoles, llevamos la resolución definitiva del contrato del Servicio de Estacionamiento Regulado tras el dictamen preceptivo de la Comisión Jurídica que nos da plenamente la razón”.

 

¿Cómo se vive gestionar en el ayuntamiento epicentro de la trama Púnica” en España?

“El estallido de la Púnica sumió al Ayuntamiento en un ambiente de desconfianza, miedo e inseguridad. Continuamente nos hemos enfrentado a irregularidades y cosas que no se han hecho bien y que hay que arreglar. La UCO se llevó los expedientes de los contratos investigados y no tuvimos acceso a ellos hasta septiembre de 2016, los servicios técnicos y jurídicos están saturados por el trabajo que supone la personación en la causa, compuesta de miles y miles de folios, además de toda la actividad ordinaria que es mucha.

No es una situación nada fácil, ha habido muchos momentos en los que cualquier asunto era una patata caliente que nadie quería tener en sus manos. Es de justicia decir que, sí los servicios municipales han seguido funcionando con normalidad, ha sido gracias a que muchos funcionarios y empleados se han echado el Ayuntamiento sobre sus espaldas, en un ejercicio de responsabilidad admirable y sin recibir ningún tipo de reconocimiento”.

 

¿Han tomado medidas contra la corrupción en su mandato?

“La corrupción es el cáncer de un sistema político. No podemos dejarlo todo en manos del cirujano, de la Justicia, ya que en la mayoría de los casos será demasiado tarde. Debemos desarrollar en nuestra sociedad civil y nuestro sistema, los mecanismos y medios de análisis, los marcadores para detectar la corrupción, diagnosticarla y tratarla antes de que se reproduzca.

Para eso, hace falta información, mucha pedagogía y cultura de transparencia, responsabilidad en las decisiones, cumplimiento estricto de la Ley, separación entre políticos y funcionarios, entre las decisiones políticas y las técnicas que deben complementarse en lugar de imponerse unas sobre otras. Hay que eliminar la arbitrariedad en la toma de decisiones. Los órganos de gobierno como el Alcalde o el Pleno no son libres de hacer lo que quieran, deben ajustarse al marco legal y a la viabilidad técnica. Y durante demasiado tiempo esto no ha sido así.

En este sentido, las decisiones políticas se toman ahora basadas en informes técnicos, hemos regularizado los procedimientos de contratación, lanzado el portal de transparencia, asegurado la labor de control y fiscalización de la oposición delegando la presidencia de las comisiones informativas donde damos cuenta de nuestra gestión, la oposición está en la mesa de contratación con voz y voto, dispone del 60% del presupuesto corporativo para asignaciones y liberaciones, respondemos a todas las preguntas y las peticiones de información en tiempo récord, estamos trabajando en un Código de Buen Gobierno de cumplimiento obligatorio… Pero aún queda mucho por hacer, especialmente para hacer llegar la información e incorporar a la ciudadanía y la sociedad civil en esta labor de control y rendición de cuentas”.

 

¿Qué opinión le merece la gestión anterior del PP, y como se encontró el ayuntamiento de Valdemoro cuando llegó al gobierno en 2015?

“Los numerosos años de gasto desaforado, clientelismo político y corrupción del Partido Popular, y también del PSOE anteriormente, han provocado un enorme daño moral y material a Valdemoro, dejando el Ayuntamiento en una grave situación.

Cuanto tomé posesión como Alcalde, al ser Ciudadanos la lista más votada, el Ayuntamiento estaba inmerso en procedimientos judiciales, desorganización, inestabilidad, una terrible situación económica, falta de inversiones, miedo, parálisis administrativa, desconfianza en la Institución, ausencia de gestión, y así un largo etcétera.

Durante estos dos años, no hemos hecho otra cosa que dejarnos la piel trabajando para enderezar la situación. Pero nos hemos encontrado con una estrategia de total obstrucción y bloqueo de los grupos de la oposición, que anteponen sus intereses personales y políticos a la solución de los numerosos problemas que tiene Valdemoro”.

 

¿Qué valoración hace de los casos de corrupción del PP?

“La corrupción del PP ha sido endémica y sistémica. Un modo de entender la política de forma clientelar y caciquil, que se ha extendido como una metástasis a medida que sus protagonistas han ido ascendiendo en la escala de poder.

El PP ha manchado el nombre de Valdemoro, haciendo que esta ciudad protagonice titulares y portadas bajo la palabra ‘corrupción’, un estigma del que Valdemoro tardará en librarse. Y nos han dejado una situación económica crítica que no nos corresponde a los vecinos sufrir porque hemos cumplido con nuestras obligaciones.

El Partido Popular ha sido el causante y el responsable de la situación actual de Valdemoro, al que tanto daño moral y material ha producido, y por tanto está en deuda con los vecinos de Valdemoro. Pero en lugar de contribuir a la solución, obstruye toda iniciativa por motivos electorales sin importarle las consecuencias sobre los vecinos. Es inaudito que ahora pretendan desvincularse de todo lo anterior, cuando la mayoría de sus actuales concejales formaron parte de esos gobiernos”.

 

¿Está de acuerdo con la política del PP, de desgaste hacia Ciudadanos? ¿Lo han conseguido?

“El PP del concejal, David Conde, lleva aplicando desde el inicio de la legislatura una estrategia de “cuanto peor mejor, oponiéndose a todo, consciente de que su única posibilidad de lavar su corrupción y desastrosa gestión para tener alguna opción de ganar las próximas elecciones, es torpedear la gestión del Gobierno de Ciudadanos.

No sé si han logrado su objetivo, pero en todo caso, creo que no han conseguido engañar a nadie, salvo quizá al resto de la oposición, que está realmente nerviosa con esa posibilidad. No creo que los vecinos lo olviden en las próximas elecciones municipales”.

 

¿Se ha puesto en contacto con usted, Albert Rivera? ¿Ha recibido apoyo del líder nacional, ó de otros miembros del partido?

“He hablado con Albert y he recibido tanto su apoyo como el de la ejecutiva y nuestros diputados en el Congreso. Por supuesto también el de Ignacio Aguado y Begoña Villacís, así como el de todos los cargos públicos y afiliados del partido, tanto de Valdemoro como de otros municipios. Han venido a vernos y a apoyarnos en los momentos más complicados y estamos realmente agradecidos.

Valdemoro ha estado en todo momento en la agenda de nuestros compañeros diputados de Ciudadanos en la Asamblea, luchando para comprometer presupuesto de la Comunidad de Madrid, tras muchísimos años sin inversiones, para cosas tan necesarias como las infraestructuras de seguridad (apertura del parque de bomberos), educativas (finalización del Colegio Muñoz Torrero y el Instituto Neil Armstrong), sanitarias (el 3er Centro de Salud) o de transporte (línea C-3).

Nuestro grupo presentó el día 15 de junio en la Asamblea de Madrid, una propuesta para impulsar medidas de ayuda a Valdemoro. El PP de Cifuentes, el PSOE y Podemos votaron en contra. El bloqueo que sufrimos aquí se reprodujo en la Asamblea y lamentablemente los concejales de la oposición allí presentes, aplaudieron el voto en contra de Valdemoro. Curiosamente, unas semanas antes, se aprobó una iniciativa similar sobre Parla donde gobierna el PP. Deberían explicar por qué sí a Parla y no a Valdemoro”.

 

¿Cree que está moción de censura en Valdemoro está orquestada por Pablo Iglesias, u otros líderes de Podemos?

“Lo que está claro es que, a pesar de que han intentado esconderlo durante mucho tiempo, la identificación de Ganemos y Podemos es total. Al principio sus marcas blancas locales y confluencias intentaban mantener cierta distancia e independencia, pero es evidente que Podemos ha tomado el control total. No es exclusivo de Valdemoro, ha pasado lo mismo en otros municipios o con Ahora Madrid. Al menos, como ya no engañan a nadie, lo asumen abiertamente.

Ganemos apoyó el pasado verano la solicitud de refinanciación y en marzo cuando nos la conceden votan en contra. Sería inexplicable si no fuera porque ya estaban dentro de la estrategia de Podemos con sus mociones de censura a nivel nacional y regional. Ellos iniciaron las conversaciones en marzo con el resto de grupos y anunciaron la presentación de la moción de censura. Pablo Iglesias llegó a decir en el congreso, durante el debate sobre la moción de censura a Rajoy, que habíamos hundido Valdemoro. Sería ingenuo pensar que todo eso es una mera coincidencia”.

 

¿Le parece un buen alcalde Serafín Faraldos? ¿Cree que el PSOE mejorará el gobierno de Ciudadanos?

Faraldos es lo opuesto a un líder. A pesar del colapso político del PP, con él de candidato, el PSOE sacó los peores resultados de su historia. Es vox pópuli cómo iba por el Ayuntamiento antes de las elecciones presentándose ante los empleados como el próximo Alcalde de Valdemoro

A Serafín no se le conoce otro trabajo que el de militar en el PSOE. Es un cachorro del partido que causa rechazo entre sus propios compañeros. En el primer pleno de la legislatura ya se produjo la primera dimisión dentro del grupo socialista y a comienzos de 2016, su grupo votó por mayoría su cese como portavoz. Tras remover Roma con Santiago, logró a finales de año que suspendieran cautelarmente a 3 concejales para así expulsarles del grupo, y reponerse como portavoz. Esto no es nuevo, ya en la anterior legislatura también le dimitieron dos concejales, y acabó la legislatura sin el grupo completo porque nadie quería estar con él.

Faraldos dimitió in extremis como secretario de la agrupación socialista antes de que le destituyeran en votación en una asamblea extraordinaria, forzando así el nombramiento de una gestora afín. Han cerrado su “casa del pueblo” por deudas y realizado una purga interna de afiliados. La agrupación socialista de Valdemoro se ha desintegrado.

Lo cierto es que nadie se fía de él. Incluso el resto de partidos proponentes se han visto obligados a aceptarlo como un mal necesario, para que prospere la moción de censura, porque la gestora del PSOE lo ha puesto como condición irrenunciable.

Dudo mucho que ese sea el currículum ideal para liderar un gobierno para Valdemoro”.

 

¿Por qué no fue posible llegar a un acuerdo de gobierno con Proyecto TUD?

“Simplemente, porque el TUD no quiso aceptar nuestra propuesta de acuerdo de gobierno. Ni siquiera nos llamaron para discutirla. En lugar de esto, hicieron al día siguiente un cortapega y la extendieron al resto de grupos con los que ya venían hablando desde marzo sobre la moción de censura.

Proyecto TUD se quiere presentar como un partido independiente, pero en realidad nació de una escisión del PP tras una guerra de sucesión. Compuesto de clanes familiares, varios de sus miembros han estado en los gobiernos anteriores del PP. Son maestros en el arte de ponerse de perfil, y su único objetivo en esta legislatura, ha sido evitar comprometerse con nada ni nadie porque temen desaparecer. Por poner un ejemplo, es el único partido que ha votado “a favor”, “en contra” y “abstención” en la misma votación…

Ahora se han visto forzados a elegir. Lamentablemente, el TUD ha optado finalmente por apoyar un gobierno de izquierda radical en un pacto entre las cuatro fuerzas menos votadas. Un cuatripartito frankenstein liderado por un PSOE podemizado, con el menor apoyo electoral de su historia, y un candidato rechazado hasta por sus propios compañeros, un Ganemos totalmente controlado por Podemos, y una IU anclada en el siglo XIX. Dudo mucho que fuera eso lo que querían sus votantes”.

 

Los ciudadanos de Valdemoro, ¿qué le dicen cuando se lo encuentran por el municipio? ¿Valoran su gestión? ¿Alguna anécdota que recuerde con cariño?

“Me animan a seguir. Realmente me han sorprendido las muestras de apoyo de muchísimos vecinos, tanto en persona como en las redes sociales. También hay alguno que me dice que me vaya, y que vuelva el exalcalde Francisco Granados… Me resulta muy difícil valorar la opinión general de los vecinos respecto de nuestra gestión, no tengo datos ni encuestas sino impresiones individuales.

Anécdotas tengo muchas, pero recuerdo con cariño una vez que un señor no dejaba de darme la mano y abrazos por haber puesto un banco en una acera por la que él pasaba todos los días, y le permitía descansar. A veces las mayores satisfacciones vienen de las cosas más pequeñas. Yo le decía que había tenido poco que ver, que si acaso se lo debería agradecer al Concejal de Urbanismo, y a los empleados municipales pero le daba igual. Para los vecinos, el Alcalde representa al Ayuntamiento, responsable y culpable tanto de lo bueno como de lo malo. Y así debe ser, el Alcalde debe responsabilizarse y dar la cara de todo lo que hace o deja de hacer el Ayuntamiento”.

 

Después de esta experiencia, ¿va a continuar a la política o regresa a su actividad profesional?

“Creo que convendría establecer mejor la diferencia entre ser “cargo público” y ser “político”. Lo primero es un puesto que se ejerce de manera temporal, lo segundo una profesión.

Ser cargo público debería ser por definición una dedicación temporal, no un medio de vida. Cuando se convierte en lo segundo, el incentivo deja de ser la defensa del bien común para serlo el bien individual, el de mantener o conseguir un cargo que proporcione un salario. Es decir, el ejercicio de un cargo público no debería ser una salida profesional más al mercado de trabajo, como lo buscan algunos. Eso no quiere decir que no sea necesaria una profesionalización de ciertas actividades políticas ni que no deba haber también políticos profesionales (eso sí, verdaderamente profesionales) que puedan ocupar cargos públicos.

En mi caso, la política no es mi profesión ni pretendo que lo sea, así que mi paso por ella es necesariamente temporal. Como he dicho desde el principio, mi planteamiento es dedicarme de lleno a la Alcaldía y luego volver a mi actividad profesional. Eso sí, seguiría vinculado al proyecto de Ciudadanos, que me parece fundamental para España, colaborando en la medida de mis posibilidades”.

 

¿Mereció la pena ser alcalde en Valdemoro?

“Bueno, aún sigo siendo Alcalde de Valdemoro… Sin ninguna duda merece la pena. Para alguien que no tiene en la política su modo de vida, puede suponer un importante sacrificio personal, pero ser Alcalde de tu ciudad es uno de los mayores privilegios y honores al que cualquier persona puede aspirar. Una oportunidad y una experiencia que no se olvida en toda la vida”.

 

¿Qué proyectos sacaron adelante en el municipio durante este mandato de Ciudadanos?

“En estos dos años hemos hecho muchísimas cosas. Contando con menos de la mitad de Concejales, hemos duplicado la actividad de Gobiernos anteriores. Para hacernos una idea, sólo en la segunda parte del 2015 llevamos más acuerdos al Pleno que en todo el 2014. Y en 2016 más del doble que cualquier ejercicio anterior. Y lo mismo con el número de decretos,  acuerdos de Junta de Gobierno y ejecución de mociones. Una actividad absolutamente inédita. Con tan pocos recursos y tantas restricciones hemos hecho muchísimo más que ningún otro Gobierno anterior.

Hemos incrementado ingresos sin subir impuestos, de hecho los hemos reducido y simplificado como la tasa de basuras, las licencias de actividad y obras, vehículos industriales y de bajo impacto en el medio ambiente, bonificaciones en el IBI, plusvalías, solicitud de rebaja catastral, fraccionamiento de pagos hasta en 4 meses.

Logramos reducir gastos de protocolo, comunicación, festejos, suministros, eliminado organismos… sin restar servicios. En realidad incrementándolos como el punto limpio móvil, la oficina del DNI, las ayudas de servicios sociales, la programación cultural, el horario ampliado de bibliotecas, los huertos urbanos, los programas de empleo y emprendimiento, el co-working, y la asesoría curricular.

Hemos reducido, por primera vez en diez años, la enorme deuda municipal en 8 millones de €. Hemos puesto en marcha infraestructuras largamente esperadas como el parque de bomberos o el parking de la estación, impulsar más reformas en los colegios, renovar parques infantiles, acondicionar parques, acometer mejoras en las piscinas de verano y polideportivos, reponer alumbrado y señalización, asfaltado y mejora de la accesibilidad de calles, etc.

También conseguimos comprometer a la Comunidad de Madrid en materia de infraestructuras educativas, de salud o deportivas como la finalización del Colegio Muñoz Torrero o el Instituto Neil Armstrong, el Tercer Centro de Salud, o los campos de fútbol.

Impulsamos el turismo, el patrimonio histórico y el tejido comercial local, con el sello de comercio tradicional, la restauración de la Fuente de la Villa, la declaración BIC del Convento de las Clarisas y su IV Aniversario, edición de mapas turísticos, y la presencia en FITUR.

Modernizamos la administración con la expedición de certificados digitales, renovación del parque informático, impulso a la administración electrónica y la tramitación de expedientes electrónicos, sistema de gestión de incidencias, ventanilla telemática.

Apoyamos políticas de buen gobierno como el lanzamiento del portal de transparencia, la retransmisión de Plenos por Internet, la regularización de los procedimientos de contratación, el seguimiento de los contratos.

Hemos logrado incorporar mayor participación ciudadana, asociativa y empresarial con la creación del Consejo de Fiestas, la Mesa de Polígonos, el Proyecto STEP h2020, las bases de presupuestos participativos, el impulso de las redes sociales y boletín interactivo.

Y aún nos queda muchísimo por hacer. Si nos dejan claro…”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =