Podría parecer curioso que muchos militantes de Extremadura, tras haber apoyado a Pedro Sánchez en las primarias federales del PSOE, ahora se decanten por la candidatura de Guillermo Fernández Vara. Pues bien, esta situación es una realidad y, me atrevo a decir que, será la posición de un buen número de ellos cuanto más cerca esté el 16 de julio.

En la tarde de ayer, hablaba con algunos compañeros de la federación extremeña, todos ellos, estaban de acuerdo en que es una locura debilitar al líder en aquellos lugares donde se está gobernando, una de las cabezas visibles de esta idea es José Luis Quintana, alcalde de Don Benito e impulsor de la candidatura de Pedro. Recordábamos el modelo de los EEUU de América, donde las primarias se realizan cuando en las pasadas elecciones el partido político perdió, pero nunca se realizan a un presidente, puesto que esto puede suponer una puesta en riesgo de la integridad de los gobiernos y de los grupos parlamentarios. ¿Votar? Sí, siempre que haya convocatorias para ello, cada vez más. ¿Hacerlo en todos los casos? Depende, mejor pararse y meditar un poco sobre el asunto. Que los socialistas suspendan la recuperación del transporte escolar gratuito, la apertura de urgencias médicas rurales, el plan extremeño contra la pobreza o el proyecto de fomento de empleo, sería renunciar a las buenas políticas de izquierdas que el gobierno de Vara pone en marcha en Extremadura.

Por otra parte, a Guillermo Fernández Vara se le puede tildar del más noble de los barones territoriales que se decantaron por Susana Díaz en las anteriores primarias. Lo cierto y verdad, es que tras haber despotricado contra Pedro Sánchez en el anterior proceso, desde el minuto uno de conocerse los resultados se puso a su disposición, aceptando la realidad; él había perdido y en su federación también había perdido Susana en beneficio de Pedro, sin olvidar, que había ganado Susana en avales.

Aunque muchos militantes han meditado y. alguno, hasta hecho público su apoyo a otra de las dos candidaturas existentes, ya hay varios conocidos que están dando pasos atrás en favor de Guillermo. A éstos, no se les puede tachar de cobardes, ni de votar en beneficio de la Junta de Extremadura para no perder el gobierno, yo les llamo coherentes, por ponerse a disposición de aquel que en su Comunidad Autónoma fue el más votado de los presidentes regionales de España.

Probablemente, a Guillermo se le puedan criticar muchas cosas, como a casi todos los políticos, incluso podemos cuestionar su ejecutiva, mil cosas, pero no es el típico secretario general que no escucha y que impone su criterio, es una persona dialogante y abierta. Además, la relación que a partir de ahora pueda surgir entre Guillermo y Pedro Sánchez, puede dar lugar a un marco de entendimiento muy adecuado para el devenir de España, Extremadura y del PSOE. Reitero mi idea, estoy convencido de que cada vez serán más los pedristas que se irán sumando al barco de apoyo a Guillermo.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. El que se paso todo el dos mil diecisei,s visitando platos hablando mal de su S.G., mientras en el comité federal le decían si a todo y mientras abandonaba a los extremeños, no puede ser el mejor candidato para Extremadura

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + quince =