La artillería pesada entre los principales contendientes a las primarias del PSOE, representados en las figuras del ex secretario general Pedro Sánchez y la todavía presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no ha tardado en lanzarse abiertamente ni 48 horas desde que el equipo de la sevillana hizo público el anuncio del anuncio de su candidatura el próximo 26 de marzo para las primarias del partido en mayo. Las dudas entre los afines a Sánchez sobre la limpieza del proceso no han hecho más que acrecentarse cuando aún no se ha abierto aún el plazo oficial, que lo determinará la gestora a principios de abril.

Varias plataformas críticas con la gestora denuncian las trabas para afiliarse impuestas por Ferraz

Micaela Navarro, actual presidenta del PSOE de Andalucía y que también lo fue del PSOE nacional con Sánchez hasta la dimisión en bloque de la ejecutiva federal como paso previo al convulso comité federal del 1 de octubre, ha instado a sus compañeros de partido en los pasillos del Congreso de los Diputados a “no sembrar dudas” sobre la elaboración de los censos, paso imprescindible para las primarias previstas para el mes de mayo próximo.

Este deseo se produce después de que el equipo de Pedro Sánchez haya solicitado una reunión con la gestora del PSOE para aclarar “el estado de los diferentes procesos de afiliación” y otros asuntos del proceso de primarias. Desde la candidatura del ex secretario general se enmarca esta petición de reunión dentro de la “normalidad” que debe regir cualquier proceso de primarias en un partido.

“Lo que me gustaría es que no empezáramos a sembrar dudas sobre los censos”, apunta Navarro, quien añade que no guarda duda alguna sobre la profesionalidad de los compañeros encargados de cerrar estas listas oficiales de militantes, un punto crucial para saber con qué fuerzas cuenta cada contendiente cuando llegue el momento de las urnas. “Son absolutamente escrupulosos a la hora de preservar, conservar y respetar las afiliaciones de los compañeros que deciden dar el paso”, opina la dirigente del PSOE andaluz y afín al equipo de Susana Díaz, quien no guarda duda alguna de que será el propio Sánchez “el primero en respetar” el proceso del partido hasta la celebración del 39 congreso a mediados de julio.

La carta remitida a Ferraz por el equipo de Sánchez pone en conocimiento de la gestora los serios problemas de afiliación que están encontrando numerosos militantes, un problema que desde hace varios meses vienen denunciando diferentes plataformas de militantes críticos con la gestora.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 15 =