El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado su voluntad de retirar de las vallas de Ceuta y Melilla las concertinas y pedirá un informe para ver qué otras medidas pueden sustituirlas. Ha anunciado una posible reforma de la Ley Mordaza, “hay un consenso importante en algunas de las materias”

Los 629 migrantes del barco ‘Aquarius’ serán tratados en España como el resto de inmigrantes que llegan en pateras desde el Mediterráneo

El magistrado y nuevo ministro del Interior del Gobierno de Pedro Sánchez, ha hecho estas declaraciones en una entrevista en Onda Cero, donde ha reconocido que “no es aceptable” ver a personas saltando la verja y que el estudio de su retirada será una de sus primeras decisiones. Hará “todo lo posible para que las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla sean retiradas”.

Además, afirma que “los 629 migrantes del barco ‘Aquarius’ serán tratados en España como el resto de inmigrantes que llegan en pateras desde el Mediterráneo, por lo que estudiarán cada caso, abrirán expediente para decidir si son susceptibles de asilo o de expulsión, “muchos vienen porque son perseguidos, pero hay muchos que vienen por razones económicas y eso es otra cuestión”, añade.

Aunque el ministro se muestra abierto a modificar los aspectos de la ley de seguridad en los que haya consenso. También recuerda que el Gobierno de España “ha asumido una responsabilidad ética” en un tema humanitario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − siete =