Mariano Rajoy ya no es el presidente del Gobierno. La moción de censura, la decisión mayoritaria de los representantes de la voluntad popular ha sido la de que Pedro Sánchez se convierta en el nuevo Primer Ministro de España.

Sin embargo, el señor Rajoy ha demostrado ser un demócrata y un patriota, tal y como indicaba Francisco Marhuenda en un tuit (aunque en otro sentido). En este sentido no hablamos de ideologías, de las que estamos bastante alejados de lo que representa el presidente del Partido Popular, sino de su sentido de hombre de Estado.

Mariano Rajoy, en las ocho horas en que estuvo en un restaurante madrileño reunido con sus ministros y dirigentes del PP, recibió fuertes presiones para que dimitiera, frenara la moción de censura y provocara una verdadera crisis institucional que desembocara en la convocatoria de elecciones generales, es decir, el objetivo principal de Albert Rivera.

El presidente catalán de Ciudadanos ha sido el verdadero derrotado de la moción de censura porque, en primer lugar, se ha demostrado que sólo sabe hablar de un tema o que sólo pretende que el resto hable de ese tema; en segundo lugar, a Rivera se ha demostrado que la convocatoria de la censura le pilló con el pie cambiado y no ha aprovechado el tiempo como el resto de líderes y grupos para prepararse; en tercer lugar, el presidente de Ciudadanos ha visto frenado su ascenso y se ha mostrado ante los españoles tal y como es, es decir, un fraude ideológico y político que no va más allá del discurso joseantoniano o de defender a las élites financieras, no al pueblo. Por cierto, debemos agradecer a los líderes políticos que se han hecho eco de nuestro trabajo sociológico al referirse al discurso de Rivera como de joseantoniano, tal y como lo llevamos definiendo desde hace casi dos meses.

Mariano Rajoy se ha comportado como un verdadero patriota consiguiendo que el verdadero derrotado sea Albert Rivera. El propio portavoz del PP, Rafael Hernando, le ha espetado que la verdadera responsabilidad de la convocatoria de la moción de censura era del líder de C’s por su machacona exigencia de una convocatoria electoral que no tenía más objetivo que cubrir las expectativas de Rivera y de los dictadores privados que le sustentan. Esta es la razón de las fuertes presiones que sufrió Rajoy en la tarde del jueves para que dimitiera tras conocerse el voto positivo del PNV. Esas élites no podían permitir que su candidato se enfrentara al escrutinio del pueblo fuera de su zona de confort, es decir, hablando de política, hablando de los ciudadanos (no sólo de los españoles que él ve por allá por donde vaya), de sus necesidades, rebatiendo el programa social presentado por Sánchez en la mañana. En la anterior moción de censura Rivera ya sufrió una humillación por parte de Pablo Iglesias. Ayer fue el líder que dio el peor nivel demostrando su falta de talla.

Esto ocurrió porque Rajoy no dimitió, porque supo respetar los preceptos básicos de la democracia y, sobre todo, tal vez por su astucia gallega, por mostrar a los españoles quién es Albert Rivera.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

10 Comentarios

  1. Qué patetismo por parte de los los autores del artículo ! Ya verán Ustedes, en las próximas elecciones generales, quién será el derrotado.

  2. Bueno, Rajoy de patriota no tiene nada. Lleva saqueando España desde que entró en el poder. ¡Me jodo yo con los patriotas de los cojones!
    El Pudimos este de los comentarios de Ciudadanos hace lo habitual, amenazar e insultar. Que es la idiosincrasia del fascismo. La misma miseria moral de siempre. Y no aprenden, ni evolucionan.

  3. Ciudadanos de los tres millones de votos que tenia en las anteriores elecciones,dos no tenian ni idea de lo radicales que son….es màs,creian que eran de izquierdas.Si conseguimos que el la gente vea su verdadera cara criptofacista, se quedan con los mismo que VOX.Y si gobiernan,a los dos años mayoria absoluta de UNIDO-PODEMOS

  4. Sí, hombre, sí. Lo que tu digas… te recomiendo el libro de Umberto Eco el fascismo eterno. Léelo, luego buscas todas las declaraciones de Ribera, Cañas, y encontrarás la respuesta, los que tildan a Puigdemont de golpistas son los mismos que nunca condenan el régimen de Franco, eso es golpismo, somos el único país con más de 110.000 cadáveres en cunetas. Los que pensáis en españa como única nación indiscutible y el castellano como única lengua válida sois los auténticos supremacistas.

  5. Hay que ser ignorante para afirmar esto “ La moción de censura, la decisión mayoritaria de los representantes de la voluntad popular ha sido la de que Pedro Sánchez se convierta en el nuevo Primer Ministro de España“
    Esos señores son empleados a sueldo de los partidos ya que son partidos estatales y sólo representan a su jefe que les puso en la lista a quien le deben obediencia.
    Ningún presidente en España fue votado y elegido por los españoles ya que no existen elecciones en España para Presidente de Gobierno al que tú puedas votar.
    Son elegidos por los jefes de partido que se reparten los votos de manera proporcional.
    Deben estudiar lo que es una democracia, una dictadura y una oligarquía de partidos que es lo que España tiene.

  6. “La moción de censura, la decisión mayoritaria de los representantes de la voluntad popular ha sido la de que Pedro Sánchez se convierta en el nuevo Primer Ministro de España”
    Por favor no insulten la inteligencia de los españoles, esos señores no son en modo alguno representantes de la voluntad popular, simplemente representan a sus jefes de partido que son los que los ponen en la lista.
    Y nadie que se siente en ese congreso debe calificarse como demócrata por prestarse para ese circo.
    Aprendan la diferencia entre dictadura, democracia y oligarquía de partidos y luego pónganse a escribir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 5 =