Google eliminó el año pasado más de 3.000 millones de páginas webs de su plataforma, algo más de 8 millones al día, que infringían su política de derechos de autor, según ha hecho público hoy el buscador en su último informe sobre la lucha contra la piratería, titulado How Google Fights Piracy. Además, la tecnológica rechazó más 10 millones de anuncios por ser sospechosos de incluir enlaces a sitios infractores.

Google ha presentado informe de 2018 sobre su lucha contra la piratería (“How Google Fights Piracy”) y ha explicado los programas, las políticas y las tecnologías que utilizan para combatir la piratería en Internet y para garantizar la existencia de oportunidades constantes para los creadores de todo el mundo. En todo el mundo ha disminuido la piratería en Internet, mientras que aumenta el gasto en contenidos legítimos en todas las categorías. 

Más de 3.000 millones de dólares es cantidad que YouTube ha abonado a los titulares de derechos que han monetizado el uso de sus contenidos a través de Content ID, desde la herramienta para la eliminación de video con derechos de autor. 

Google ha gastado de 100 millones de dólares en la creación de Content ID, incluyendo la contratación de personal y la adquisición de recursos informáticos.

YouTube ha abonado mas de 1.800 millones de dólares al sector de la música desde octubre de 2017 a septiembre de 2018, solo en ingresos publicitarios.

Se han eliminado más de 3.000 millones de URLs del buscador por infracciones de derechos de autor desde que lanzamos una herramienta para los propietarios de derechos de autor y para sus agentes nos notificaran cuando esa infracción se estaba produciendo.

10 Millones anuncios no aprobados por Google en 2017 sospechosos de haber infringido derechos de autor o que incluían enlaces a sitios infractores.

Para evitarlo, el gigante estadounidense opta bien por desindexar los sitios que albergan contenido pirata o bien reducir al máximo su visibilidad haciendo que aparezcan en las últimas posiciones de los resultados de búsqueda. De este modo, la tecnológica ahoga la principal fuente de ingresos de estas páginas, la publicidad online. Cada semana, aseguran, disminuyen la visibilidad de 500 webs. A juicio de la compañía, la amplia mayoría de sitios dedicados a las piratería en Internet realizan estas acciones para lucrarse, por lo que “una forma para combatirlos es eliminando sus suministros”.

En el informe, Google señala también que ha abonado más de 3.000 millones dólares a los titulares de derechos que han monetizado sus contenidos en YouTube a través de Content ID, su herramienta de gestión de derechos y en la que el buscador ha invertido más de 100 millones de dólares. Se trata de una gran base de datos en la que se almacenan los contenidos de los creadores y que Google utiliza para detectar coincidencias.

En la actualidad, Google está generando más ingresos para los creadores y titulares de los derechos, poniendo en contacto a más personas con aquellos contenidos que les gustan y haciendo más esfuerzos que nunca para hacer frente a la piratería en Internet.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 13 =