Se ha publicitado hasta el cansancio que el teléfono 016 contra la violencia de género “es gratuito y no deja rastro en la factura”. Sí, cierto, pero esta verdad a modo de lema oculta también en sí misma una mentira sumamente peligrosa: en la factura no deja rastro pero sí en el terminal desde el que se realiza la llamada. Y de esto no ha advertido nadie públicamente hasta que ahora lo ha hecho la figura del Defensor del Pueblo en su informe anual. Para ello ha tenido que pasar una larga década desde que se pusiera en marcha este servicio telefónico por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2007.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura a diario16.com que el tema denunciado por la Defensora del Pueblo Soledad Becerril “no es nuevo”. Por este motivo se activó un protocolo que obliga a todas las empleadas del servicio telefónico a avisar después de cada llamada de denuncia a las mujeres para que borren personalmente el 016 de su aparato telefónico. Pero, además de esto, el Gobierno no tiene previsto avanzar en el desarrollo de ninguna medida adicional para aquellas mujeres, sobre todo de mayor edad, que no tienen una cultura avanzada de las nuevas tecnologías y no saben borrar este rastro que sí queda en sus teléfonos y puede perfectamente ser detectado por sus maltratadores.

Las compañías telefónicas aseguraron en su momento que borrar automáticamente este rastro de los teléfonos móviles no es posible “técnicamente” en la actualidad. De ahí que se activase este protocolo verbal de advertencia a las denunciantes, un sistema que puede ser del todo insuficiente para muchas mujeres ajenas a las nuevas tecnologías.

El teléfono 016 contra la violencia de género es un servicio telefónico dependiente de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y va dirigido a proporcionar información y asesoramiento jurídico a estas mujeres. Funciona todos los días del año hasta en 52 idiomas.

Las mujeres que no saben borrar las llamadas del teléfono seguirán expuestas a sus maltratadores

Durante el pasado 2015, este servicio logró el récord histórico de llamadas desde que se puso en funcionamiento, y el Gobierno lo reconoce como “uno de los instrumentos esenciales para combatir los malos tratos contra la mujer”.

El año 2015 se cerró con un total de 81.992 llamadas, un registro que supera con creces el mayor volumen logrado hasta la fecha, el que se produjo al cierre de 2008 con 74.951 llamadas. El año 2015 dejó, además, los dos meses con récord de uso del 016: octubre y diciembre, ya que ambos meses superaron la franja de las 8.000 llamadas. Así, octubre alcanzó las 8.458 y diciembre se situó en 8.129.

La primera legislatura de Mariano Rajoy comenzó en 2012 con casi 56.000 llamadas, 2015 acabó con casi 82.000. Aún no se ha cerrado el balance de 2016. La web del teléfono 016 en la página del Ministerio de Sanidad resalta “la progresión del número durante estos años refleja la apuesta por la sensibilización que ha materializado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en las diversas campañas que ha orquestado bajo el lema ‘Hay Salida”.

Pese a todo lo avanzado con el servicio que prestan desde hace una década los profesionales del 016, un portavoz del Ministerio de Sanidad reconoce a diario16.com que el Gobierno no tiene previsto hacer nada más allá de lo que dicta el citado protocolo, dejando a muchas mujeres denunciantes sin una cobertura técnica adecuada que evite su peligrosa exposición a sus agresores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + veinte =