El papel puede con todo. Al menos eso deben de pensar quienes desde el Gobierno anunciaron a bombo y plantilla la nueva oferta pública de empleo por oposición para docencia. Sin embargo, según CCOO, hasta el momento sólo se han ofertado una de cada tres plazas.

119.650 el número total de docentes en situación interinidad en todo el Estado

La oferta de plazas que las diferentes comunidades han adelantado en las mesas de negociación asciende a 49.290. A falta de conocer los datos de Andalucía, Cataluña, Extremadura, Galicia y Navarra, esta cifra está muy por debajo de la estimada por CCOO, que eleva a 150.131 las que deberían salir a oposición en los próximo cinco años para conseguir reducir la temporalidad del profesorado al 8 %, tal y como acordó el Gobierno con los sindicatos el pasado mes de marzo.

Es decir, solo se está ofertando el 32,83 % de las plazas comprometidas, una de cada tres. Incluso con convocatorias ajustadas al acuerdo en las cinco comunidades que todavía no han informado del número de plazas, el global se quedaría muy alejado del cálculo realizado por CCOO.

La Federación de Enseñanza de CCOO cifra en 119.650 el número total de docentes en situación interinidad en todo el Estado. Para reducir la tasa de interinidad y consolidar el empleo, deberían convocarse un total de 83.460 plazas, según estudios internos del sindicato. A estas habría que sumar 66.671 más correspondientes a las jubilaciones que se producirán hasta 2022. Por tanto, la oferta total de plazas que deberían salir a oposición sería de 150.131 para los distintos cuerpos y especialidades, lo que supone 100.841 más que las que se están barajando en la actualidad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior“El mundo es un buñuelo”
Artículo siguientePedro Sánchez rompe el sueño de Arrimadas de presidir la Generalitat

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 15 =