Impunidad cero con los violadores. Ese es el mensaje que quiere transmitir el Gobierno tras la puesta en libertad de los cinco miembros de La Manada condenados a nueve años de prisión por abusos a una muchacha durante las fiestas de San Fermín. La portavoz del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Isabel Celaá, ha asegurado que se está estudiando la posibilidad de que los servicios jurídicos se personen en casos de abusos sexuales similares al de La Manada. “El Gobierno esta mañana ha tomado el compromiso de, para luchar contra los delitos, la libertad y la indemnidad sexual, estudiar que el Servicio Jurídico del Estado se persone como parte en defensa de las víctimas”, ha señalado la portavoz.

De esta manera el Gobierno de Pedro Sánchez pretende ratificar su firme compromiso en defensa de los derechos de las mujeres, que tras las movilizaciones del 8M marca de forma muy intensa su programa político.

El anuncio de Celaá se produce horas después de que la Audiencia Provincial de Navarra haya ordenado la puesta en libertad de los cinco acusados de La Manada, que saldrán de la cárcel previo pago de 6.000 euros de fianza al estar a punto de agotarse el plazo máximo de dos años establecido para la prisión provisional. La decisión, que ha sido recurrida por la Fiscalía, supone que los magistrados de la Audiencia no aprecian riesgo de fuga ni posibilidad de reincidencia en los condenados.

El Gobierno reconoce que la sentencia le ha causado sorpresa aunque respeta las decisiones judiciales. Celaá asegura que no todos los casos de abusos son iguales pero asume que el de la Manada ha causado gran alarma social, de ahí que el Ejecutivo socialista haya decidido personarse en los procedimientos con el fin de reforzar la seguridad jurídica de las mujeres víctimas de delitos sexuales. La portavoz manifestó que el Gobierno está trabajando para mejorar las medidas en el marco de la ley de Violencia de Género, la formación de los jueces en materia de igualdad de sexos y una posible reforma penal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Ahora resulta que los jueces van a tener que hacer cursos de no sé bien qué para juzgar a las mujeres víctimas de abusos. Por qué dice el gobierno que se sorprende, pero que respeta, bla, bla, la misma milonga de siempre.
    Yo como no soy del gobierno tengo que decir que no respecto la sentencia, porque ese ganao de la maná es peligroso y puede volver a hacer lo mismo en los próximos Sanfermines. Y por qué no se van a largar, a qué distancia está Marruecos de Sevilla?…
    Cómo van a evitar que estos fulanos se acerquen a la víctima? les van a poner una pulsera con detector? cómo van a evitar que cojan un AVE y se presenten en Madrid en 3 horas. Encima ponles una fianza de 6.000 euros o mejor, de 6. Dicen que los que no hemos leido la sentencia no estamos autorizados a opinar sobre ella. Yo no necesito leer nada para llegar a la conclusión de que esto es una chapuza. No entiendo como la juez ha podido cambiar de idea. Y sobre todo ya está bien de votos particulares. El tribunal es único y emite un sólo veredicto, y si hay alguno que no está de acuerdo se aguanta y se calla, o vamos a dejar el tribular y que juzgue un sólo magistrado y nos quitamos de problemas. Por que más hiriente que el dictamen del tribunal es la discrepancia de pareceres, tan manifiesta en este caso en el que un juez absolvió y los otros dos condenaron. Ahora resulta que el recurso se va a plantear en base al juez discrepante. Manda carayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 17 =