El Gobierno obligará a los trabajadores a fichar todos los días y a las empresas a guardar esos datos durante cuatro años, que deberán poner a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Si lo incumplen, las empresas incurrirán en una infracción por cada uno de los trabajadores. Así lo recoge la propuesta de modificación del Estatuto de los Trabajadores que ha enviado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Magdalena Valerio,  a los sindicatos.

Los registros deberán ser comunicados por escrito y de forma periódica y regular -no superiores al mes- a los trabajadores junto con el recibo de salarios, pero también a sus representantes -mensualmente-. De esta forma todos -empleados y sindicatos- sabrán cuántas horas se han trabajado de más, tanto si se compensan como si no.

Las horas extra trabajadas en el segundo trimestre de este año equivalen a la creación de 170.600 empleos a jornada completa (40 horas a la semana), según un informe de CCOO presentado por su secretario general, Unai Sordo.

Según el borrador del nuevo Estatuto de los Trabajadores, los horarios serán pactados en el contrato por escrito, donde “deberá figurar el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas, así como el modo de su distribución según lo previsto en el convenio colectivo”.

Las horas extras equivalen a 170.600 empleos a jornada completa

“En todo caso, se concretará de forma expresa en el contrato el horario habitual de trabajo, sin que sea suficiente a estos efectos la mera referencia al convenio colectivo de aplicación”, asegura el borrador, si no se especifican estas exigencias, se entenderá que es a jornada completa.

Los trabajadores con contrato a tiempo parcial no podrán hacer horas extraordinarias salvo en algunos supuestos. En todo caso, la suma de las horas ordinarias y complementarias no podrán exceder del límite legal del trabajo a tiempo parcial.

 

Horas extras

De las horas extras trabajadas en el segundo trimestre, solo se ha pagado o compensado (con dinero o tiempo de descanso) el 56% de las horas trabajadas, mientras que un 44% de estas horas no han sido pagadas ni con tiempo ni con dinero, perjudicando no solo a las trabajadoras y trabajadores afectados sino al conjunto de la sociedad. Esto supone, ha añadido Sordo, “muchos más empleos de los que supuestamente se destruirían, como han afirmado algunos, al elevar el SMI a 14.000 euros anuales”.

El secretario general de CCOO ha remarcado, asimismo, que “de nuevo, son las mujeres las más perjudicadas, con un 50,4% de las horas extra no pagadas realizadas por ellas”.

El 60% de las horas extra no pagadas las realizan hombres, frente al 69% que realizan de las horas extra pagadas. Es decir, el peso de las mujeres es mayor en las horas extras no pagadas, reflejo de otra brecha laboral de género. El 50,4% de las horas extra realizadas por mujeres son no pagadas, frente al 40,2% de horas extra no pagadas entre los hombres.

 

Los empresarios tienen que saber que se ha acabado la barra libre

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que el registro horario es una medida que “tiene una gran trascendencia”, porque parte del fraude se produce por esta causa y este elemento va a ayudar a que cuando la inspección de trabajo se presente en un centro de trabajo sepa si el trabajador o trabajadora está dentro del horario que le toca, si su contrato es a tiempo completo o no.

Sin embargo, es una parte “muy pequeñita de lo que se tiene que cambiar”.  En este sentido, ha dicho que hay que avanzar en todo un paquete de medidas, que van desde la negociación colectiva (como recuperar la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa) y otros elementos que tienen que ver con políticas laborales y sociales. Por tanto, es una medida positiva, aunque aún hay que conocer su redacción definitiva, pero “clarísimamente insuficiente, en este camino de cambios que se tiene que producir”.

El líder de UGT ha desmentido que el registro horario suponga un sobrecoste para las empresas. “Son excusas de mal pagador” – ha dicho.  Esta medida tiene que ver con la impunidad, y con frenar los abusos que se producen en la contratación. Personas que son contratados por 4 horas y hacen 8.

“Los empresarios de este país tienen que saber que se ha acabado la barra libre” y que es necesario que sepamos “cuándo trabajan, cuánto y en qué condiciones lo hacen”, los trabajadores y las trabajadoras de las empresas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + once =