El Gobierno de Pedro Sánchez sufre el mayor acoso de la prensa, los poderes fácticos y la derecha, de cuanto ha soportado Ejecutivo alguno desde la Democracia. Y no será que no hubo ataques y toda la artillería contra Adolfo Suárez y Felipe González, especialmente en la última etapa del socialista en su final de legislatura.

Pero el presidente del Gobierno está dispuesto a resistir. Las encuestas del CIS, y las internas, les dan una mayoría, no absoluta, pero sí de Gobierno, contando con el apoyo de Podemos. Si fuera necesario, incluso, podría contar con el apoyo del PNV y ERC.

Una campaña de acoso y derribo que ya sufriera también, hasta tener que llegar a dimitir, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Entonces quedó claro que hasta las imágenes en las que se le pillaba con el hurto de unas económicas cremas de cara salían del propio PP. Ahora, no se descarta del todo que haya gente del PSOE de Susana Díaz que no esté colaborando en la campaña contra Pedro Sánchez.

Todos son rumores sobre quién será el siguiente ministro en ser el centro de la diana

Todos son rumores, que llegan también a la redacción de Diario16, sobre quién será el próximo ministro en convertirse en la diana de la derecha y la prensa conservadora.

Dicen, quienes conocen bien a Pedro Sánchez, que ni los duros envites de la prensa le hacen dudar de que resistir es vencer.

Hay también quien confirma que desde Ferraz alguna voz se ha dejado oír para valorar que, si mañana se convocaran elecciones, estarían en disposición de ganar y así se les dejara de cuestionar por estar en el Gobierno a través de una moción de censura y no de unas oposiciones. Pero Sánchez y su círculo son partidarios de la resistencia.

Es más que probable, en el caso de Maxim Huerta y de Pedro Duque con toda seguridad, que ninguno de los ministros de Sánchez cuetionados hasta el momento cometieran ilegalidad alguna. Y todo hace indicar que lo del master de la ministra Carmen Montón quedará en aguas de borrajas. Con respecto a las conversaciones privadas, y hechas públicas, grabadas por el ex comisario Villarejo a la ministra de Justicia, en privado, hasta la oposición reconoce que “no hay quien resista una grabación oculta”.

Así, ayer tras el consejo de ministros, La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha denunciado una “cacería” y un “brutal acoso” por parte de la oposición contra el Ejecutivo que alcanza ya el “ataque personal”. Celaá ha garantizado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez vino a “limpiar” la vida política y seguirá “limpiando”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + diecisiete =