Todos estamos hablando del 8 de marzo. Un día que significa mucho y, sin embargo, parece que para el Gobierno no tiene tanta importancia tras haber decidido garantizar servicios mínimos vulnerando gravemente nuestro derecho fundamental a la huelga. Por ello, entendiendo que “les parece especialmente peligrosa la lucha contra la discriminación que sufren las mujeres” Comisiones Obreras ha presentado un recurso contra las órdenes del Ministerio de Fomento.

El Ministerio de Fomento ha dictaminado tres órdenes de servicios mínimos para la huelga general: transporte ferroviario, aéreo y por carretera. Los servicios mínimos para las huelgas generales se consensuaron con el Gobierno del PP en el año 2012, siguiendo la misma línea que lo que se acordó en el año 2010. Por ello, este cambio de actitud, para CCOO, solo puede obedecer “a que es especialmente beligerante con las razones de convocatoria de la huelga del 8 de marzo, es decir, que le parece especialmente peligrosa la lucha contra la discriminación que sufren las mujeres”.

Desde los años 90, la negociación de los servicios mínimos y la resolución final siempre han integrado el conjunto de transportes públicos. Pero, en esta ocasión, han roto este criterio integral y, por tanto, vulneran gravemente el derecho de huelga. La importancia de los servicios mínimos reside en la conciliación del derecho a la huelga con el derecho a la movilidad.

Ante este hecho, el sindicato ha solicitado a la Audiencia Nacional la suspensión de dichas resoluciones ministeriales por “vulneración de derechos fundamentales” y que establezcan servicios similares a los de huelgas anteriores. CCOO denuncia que “el Gobierno, sin negociación previa alguna y sin siquiera comunicar en todos los casos a los convocantes de la huelga, ha dictado servicios mínimos en los diferentes modos de transporte haciendo tabla rasa de los acuerdos existentes en huelgas generales anteriores y en sus propias resoluciones previas”.

Resulta bastante torpe romper con el consenso sobre los servicios mínimos de transporte en un día que este año cobra más fuerza que nunca. Un hecho, que sin duda es objeto de grandes polémicas y más cuando hay una huelga general de por medio. Y que además, llega a la cúspide de lo incomprensible cuando se tratan de resoluciones sin negociación con las organizaciones convocantes.

“El Ministerio de Fomento ha dictado diferentes resoluciones de servicios mínimos para el transporte de viajeros por carretera, para el transporte ferroviario y para el transporte aéreo, que conozcamos. Decimos que conozcamos porque, pese a la obligación legal de que con carácter previo a las mismas exista negociación y audiencia con las organizaciones sindicales convocantes, y pese a que dichas resoluciones deben ser comunicadas a las mismas, ninguna ha sido ni negociada ni informada previamente a dictarse y solo las dos primeras han sido comunicadas al comité de huelga”, afirma CCOO.

Servicios abusivos

El transporte ferroviario contará entre un 50% y un 75% de servicios mínimos, un 20% más que en la huelga de 2012. Asimismo, aplican servicios mínimos al transporte de mercancías dónde nunca han existido servicios mínimos.

Desde las islas de Ceuta y Melilla será imposible asistir a la huelga. Las conexiones interinsulares pasan del 50% en 2012 al 100% en 2018. En servicios de tierra se establecieron limitaciones de servicios y de plantilla y, ahora, han fijado servicios mínimos en todos los servicios sin ningún tipo de limitación. Incluso se fijan como servicios mínimos todos los vuelos chárter y privados o que se garantice la apertura de las cafeterías y centros de restauración de los aeropuertos. Por último, imponen un 50% de todos los servicios de transporte por carretera.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Entiendo que si es una huelga sólo para mujeres y este artículo está informando que se quejan por establecer servicios mínimos del 50 % hacia arriba, eso es que hay mujeres trabajando en cuantía en esos sectores, si no fuese así no tendría incidencia los servicios mínimos, por lo tanto, esa reclamación de que las mujeres no las contratan la veo de chiste. Esto más que una huelga laboral o de reclamación de conseguir algo concreto es una huelga política generalizada y par mí ilegal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − tres =