El Gobierno recorta el presupuesto de prestaciones para los parados, a pesar que la mitad no tiene cobertura, ha denunciado la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera. Además “la ministra pretende recortar el gasto en esa materia”, algo que se refleja en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, y en sus nuevas propuestas para integrar y consolidar los programas temporales de protección por desempleo, PAE, PREPARA y RAI y su reforma parcial de su sistema de protección asistencial por desempleo.

Mari Carmen Barrera denuncia que “el Ejecutivo pretende volver a ajustar el déficit, a costa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores desempleados”. Y para corroborar esta denuncia, aporta estos datos: “por cada desempleado, el Gobierno destinará 6.776 euros en 2018, menos cantidad que en 2017 y 2.758 euros menos que en 2010, cuando se destinaban 9. 535 euros, con el agravante de que en ese año la tasa de cobertura por desempleo era del 78,4%, y ahora es inferior al 60%, alcanzando el paro de larga duración, solo una cobertura del 52,6%” ha señalado Mari Carmen.

La responsable de Empleo de UGT, afirma que la ministra de Empleo, con su nueva propuesta, “pretende recortar la duración de las prestaciones asistenciales por desempleo, endurecer los requisitos generales de acceso, mantener cuantías de pobreza en las prestaciones, y continuar los recortes a los mayores de 52 años”, y ha aclarado que con estos datos,” ni aumentan ni intensifican la protección por desempleo”.

El sindicato exige “que el gobierno atienda sus propuestas, para aumentar y mejorar la protección por desempleo en nuestro país” ha afirmando Mari Carmen Barrera, además exige que se dote “presupuestariamente de manera suficiente y adecuada, para que todos los desempleados y desempleadas de nuestro país puedan tener acceso a una protección por desempleo”, ha afirmado.

 

El Gobierno empeora la protección por desempleo

La secretaria de Empleo de UGT, rechaza las propuestas del Gobierno “respecto a la Integración y Consolidación de los Programas Temporales de Protección por desempleo” (PAE, PREPARA y RAI) y “su reforma parcial del subsistema de protección por desempleo porque suponen más recortes a las personas desempleadas”, ha afirmado.

 

Se recorta la duración de las prestaciones asistenciales por desempleo  

Los parados con responsabilidades familiares pierden: entre 1 y 3 meses.

Los parados sin responsabilidades familiares, mayores de 45 años: pierden 9 meses.

Los parados con responsabilidades familiares que han cotizado más de 6 meses y menos de 12: pierden 3 meses.

Los parados con responsabilidades familiares, mayores de 45 años, que han cotizado más de 6 meses y menos de 12: pierden 42 meses.

 

Las ganancias son exiguas:

1 mes, para los que han cotizado más de tres y menos de seis meses, aunque no tengan responsabilidades familiares.

5 meses para los menores de 45 años sin responsabilidades familiares, pero condicionado a que hayan cotizado por lo menos entre 3 y 3,5 años y hayan agotado la prestación contributiva de 12 meses.

 

Se endurecen los requisitos generales de acceso a las prestaciones

Al establecerse, de forma general el requisito de búsqueda activa de empleo. Antes solo era para las ayudas extraordinarias, PAE y PREPARA, y no para los subsidios.

Se recorta el acceso a las prestaciones al exigir, de forma general, carencia de rentas familiares, cuando antes solo era de rentas personales si no se tenían responsabilidades familiares. Se sustrae del derecho a las prestaciones a personas sin rentas, solo con que su cónyuge tenga un salario muy poco más que el SMI.

No se mejora la intensidad de la protección, que sigue siendo de pobreza. Y se mantienen los recortes realizados a los mayores de 52 años. Tampoco se corrigen los errores y vacíos que presenta el subsistema de protección asistencial por desempleo, tales como: La diferencia enorme e injustificada de protección entre los mayores y los menores de 45 años, lo cual es muy arbitrario y agraviante cuando el resto de condiciones de los desempleados son las mismas. Se castiga a los parados más jóvenes.

Los precarios (y de nuevo los jóvenes) siguen castigados con una bajísima protección por desempleo (no tienen derecho a la contributiva por no haber cotizado un año, y la duración que ofrecen los subsidios es reducidísima. El resultado de todo ello, es que la cobertura de las prestaciones por desempleo se reducirá todavía más y se recortará el gasto en prestaciones por desempleo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 12 =