El Gobierno de Mariano de Rajoy, el mismo del que era ministro de Economía Luis de Guindos, se puso en contra de los afectados del Banco Popular el 14 de noviembre de 2.017, un hecho que podría ser clave para demostrar la connivencia y la complicidad de las diferentes instituciones españoles con el Santander. Diario16, a través de distintas fuentes cercanas a la Justicia Europea, ha tenido acceso a un documento del Ministerio de Exteriores inscrito en el Registro del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) en el que el Reino de España solicita «ser admitido a intervenir […] en apoyo de la JUR». En concreto afirma lo siguiente:

«El Reino de España, representado por don Santiago Jiménez García, Abogado del Estado de la Abogacía del Estado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en calidad de Agente, siendo el domicilio de notificación el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación […], tiene el honor de solicitar ante ese Tribunal, conforme a las disposiciones conjuntas del artículo 40 del Protocolo sobre el Estatuto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el artículo 143 del Reglamento de Procedimiento del Tribunal General, el ser admitido a intervenir en el precipitado asunto en apoyo de la Junta Única de Resolución».

Según ha podido saber Diario16 a través de distintas fuentes muy cercanas al anterior Gobierno, todo lo relacionado con el Caso Banco Popular pasó a manos del despacho de la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, hecho que confirmó el propio Mariano Rajoy a una persona cuyo papel es muy importante en todo lo referente al Popular y al Santander al decirle que iba a coger las riendas del asunto porque estaba en manos de Vicepresidencia. Estos hechos concuerdan con la estrecha relación que une a Sáenz de Santamaría con Ana Patricia Botín y, por tanto, con el Santander, algo que se ha podido comprobar en la entrada en altos cargos del banco cántabro de personas que han trabajado directa o indirectamente con la actual candidata a ocupar la Presidencia del PP.

Según ha revelado La Tribuna de España, María González Pico, ex jefa de gabinete de Vicepresidencia del Gobierno ha sido fichada por el Santander para su departamento de comunicación; por otro lado, Elena Sánchez, ex número 2 del CNI y, por tanto, dependiente directamente de Soraya Sáenz de Santamaría, fue fichada como Jefa de Seguridad del Grupo Santander. No podemos olvidarnos de Jaime Pérez Renovales, subsecretario de Vicepresidencia y amigo personal del matrimonio de la ahora candidata a la Presidencia del PP, quien es el actual secretario del Consejo del Santander y que tuvo un papel fundamental en el salvamento del Grupo Prisa.

La solicitud para que el Reino de España fuese uno de los defensores de la JUR en contra de los afectados del Popular fue admitida por el TGUE el pasado día 5 de julio, por lo que el Estado español, desde el Jefe del Estado hasta el Gobierno, están enfrentándose en los tribunales contra los afectados del Banco Popular. Este es un asunto que heredará el Ejecutivo de Pedro Sánchez de su antecesor, sobre todo Nadia Calviño, como ministra de Economía, y Josep Borrell, en su calidad de ministro de Exteriores puesto que el abogado de Estado que realizó esta solicitud de ponerse en contra de las 305.000 familias arruinadas del Caso Banco Popular está adscrito al Ministerio de Exteriores. Ante una situación tan grave en la que el Estado se enfrenta a los intereses de sus propios ciudadanos y ciudadanas, Pedro Sánchez no tiene otra opción que dictar una orden por la que se retire esta personación que debería avergonzar a todos los españoles y españolas de bien. y en el Caso Banco Popular hay más de un millón de ciudadanos Sólo las dictaduras se enfrentan a los intereses de su pueblo y ciudadanas a las que se les quitó todo para rescatar al Santander. El hecho de que el Estado se persone en contra de los afectados es una prueba más, además de la que ya hemos publicado en Diario16, de la presunta connivencia y complicidad de las instituciones económicas y políticas con el banco presidido por Ana Patricia Botín para hacerse con el Banco Popular y, de este modo, rescatar a una entidad privada con el sufrimiento de 305.000 familias. Un Gobierno progresista y de izquierdas no puede permitir esto y, por lo tanto, debe actuar de inmediato porque si no lo hace será tan cómplice como lo fue el anterior.

Este documento hace referencia a los procedimientos en los que los afectados solicitan la nulidad total o parcial de la decisión de la JUR de intervenir el Banco Popular y realizar una valoración «justa, real y equitativa del Banco Popular Español» que conlleve la devolución del dinero que les fue arrebatado en la madrugada del 7 de junio pero en base a sea nueva valoración que se ajustaría, en concreto, al valor real del Banco Popular, no sólo del valor bursátil. Evidentemente, si el TGUE dispusiera a favor de los afectados, el Santander tendría que hacer frente a un pago de más de 17.000 millones de euros a las 305.000 familias arruinadas. ¿Está el Santander en condiciones de hacer frente a ese pago? Sus propias cuentas y los movimientos contables que han tenido que hacer para tapar agujeros como, por ejemplo, el del cambio de divisas que superaba los 8.000 millones de euros, demuestran que podría ser el golpe definitivo para el Santander. Tal vez esta sea la razón por la que, según el documento al que ha tenido acceso Diario16, el Estado afirma que «si el Reino de España es admitido a intervenir en este procedimiento, solicitará del Tribunal General que desestime el recurso de anulación» de la intervención del Banco Popular.

Sin embargo, ¿por qué el Reino de España se pone en contra de los afectados, de sus propios ciudadanos? En el Caso Banco Popular ponerse en contra de las familias arruinadas es colocarse al lado del Santander y, por tanto, un Estado democrático tendría la obligación de personarse en favor de los intereses de su ciudadanía y no de las dictaduras privadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

12 Comentarios

  1. Haciendo estas cosas es cómo está el PP
    Finiquitado ,Mariano Rajoy acabado y si sale Soraya Sáenz de Santamaría no se podran salvar mínimamente ni los muebles por lo menos casado está libre de culpa habrá que ver si dice algo por favor de popular proclame que va a luchar a favor de los afectados de está asquerosa estafa y Pedro Sánchez se tiene que mojar qué va a hacer seguir ignorando el problema haciendo la politica del avestruz . es el momento de ver de qué está hecho el gobierno de Pedro Sánchez. Al PP no le ha servido para salvarse ni Bilderberg ni la ayuda del Santander ni las cortinas de humo catalanas
    con Soraya seguramente el PP ya desaparecerá en 4 años del panorama político español es una líder que no es de derechas no se sabe lo que es . Sólo es una aliada de los poderosos y de la corrupción. un partido normal va en contra de sus propios votantes? que son de derechas va en contra de la Iglesia? que se supone que sus valores los lleva el PP ,ataca al Opus Dei ?muchos de cuyos miembros forman parte del Partido Popular de qué va.. Mariano Rajoy acabo como un auténtico Stalin como un auténtico político chavista al estilo maduro ,.
    Expropiese ,
    este artículo es Diario16 es lo que le faltaba al PP para cubrirse de mierda hasta el cuello
    PP sayonara

  2. Hay que joderse con el gobierno saliente corrupto del PP que sea el responsable junto con la JUR y el santander de esta estafa robo a 305000 accionistas del popular
    esto silo cuentas por ahí te meten en un psiquiátrico de cabeza y tiran la llave
    Ya no se puede caer más bajo que sea tu propio gobierno quien te roba para rescatar con tu dinero al B. Santander espero que esto se llegue a saber a nivel nacional y el PP desaparezca como fuerza política esto es peor que una dictadura
    Si te cree que vives en un país democrático porque votas cada 4 años estas muy equivocado no hay ningún país perfecto en la tierra pero ya quisiéramos tener en España una tasa de paro del 3 por ciento calles limpias una inmigración controlada y unos políticos honrados y muchas cosa más que no pongo por no extenderme
    yo nací bajo una dictadura militar que solo duró 9 años para mí y nunca medí cuenta
    A hora España está en otra dictadura solo que no nos damos cuenta

  3. No esperaba “menos” de esa escoria moral, de ese despojo ideológico, llamado Partido Popular. Perdieron la mayoría absoluta por embusteros, y perderán la simple por corruptos y traidores. Ahora están viendo a ver a quién ponen. Cambiarán las caras, pero son todos la misma basura. El Casado otro que tal mea. Nunca dijo en nada esta boca es mía, ni lo dirá. No es más que otro engranaje, otra correa de transmisión de ese estercolero fétido y hediondo al que ha quedado reducido el Partido Popular. Y el Rajoy un cobarde traidor que defraudó a millones de electores por no tomar las decisiones que se suponía que debía tomar. Nunca estuvo al lado de los ciudadanos, sino de las oligarquías, y para muestra un botón: el caso Banco Popular. Pero oye, hay una cosa que sí estuvo presto y diligente para hacerla: dictó un decreto o algo así para suprimir los registros auxiliares de la propiedad. ¿ Qué ocurre ?, pues que cerró el Registro Auxiliar de Santa Pola (provincia de Alicante) y en consecuencia sólo quedó abierto el registro titular de dicha ciudad (que por cierto tiene unas magníficas playas). ¿ Y quién es el funcionario titular del Registro de la Propiedad de Santa Pola ?. Adivínenlo…: Don Mariano Rajoy Brey. ¡ Menudo pájaro !

  4. El Congreso empieza este martes a investigar la caída del Banco Popular y su venta al Santander
    El jueves, el Congreso recibirá a los dos últimos presidentes del banco antes de su resolución, Ángel Ron, que trabajó en el banco desde los años 80 y que lo presidió entre 2006 y 2017, y Emilio Saracho, que dirigió el banco durante apenas un semestre.
    La comisión que investiga en el Congreso la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro comienza este martes a investigar la caída del Banco Popular en junio de 2017, intervenido y finalmente vendido por un euro al Santander en junio de 2017.
    La resolución del Popular por parte de la Junta Única de Resolución (JUR) se produjo precisamente semanas antes del inicio de la actividad de la comisión que preside la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, que decidió entonces dedicar un bloque específico a esta resolución.
    Tras recibir comparecencias en las que se trató este tema, como la de la propia responsable de la JUR, Elke König, la comisión decidió solicitar un período extraordinario de sesiones en julio en las que tratar de forma exclusiva este caso.
    Las comparecencias se iniciarán a primera hora de este martes con Ignacio Pardo, uno de los inspectores del Banco de España que examinó el Popular. No acudirá su compañera Carmen Hernández, pese a que así estaba previsto, debido a razones médicas.
    El miércoles será el turno para la empresa que auditó durante más de tres décadas del Popular, PwC, recibiendo el Congreso a su presidente, Gonzalo Sánchez Martínez.
    Recientemente, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, sancionó a esta compañía por su trabajo en las cuentas a este banco en 2012, una decisión ya recurrida por la auditora.
    Ron y Saracho
    Ya el jueves, el Congreso recibirá a los dos últimos presidentes del banco antes de su resolución, Ángel Ron, que trabajó en el banco desde los años 80 y que lo presidió entre 2006 y 2017, y Emilio Saracho, que dirigió el banco durante apenas un semestre, hasta su renuncia el 7 de junio, una vez declarada la inviabilidad de la entidad.
    Por último lugar, la comisión que investiga la crisis recibirá la semana siguiente Rodrigo Echenique, vicepresidente del Banco Santander, y elegido presidente del Popular una vez fue adquirido por la entidad que dirige Ana Patricia Botín. Echenique comparecerá ante el Congreso el próximo miércoles 18 de julio.

  5. Bruselas y el BCE insisten en que Santander es responsable de los riesgos legales en Popular
    La Comisión Europea y el BCE han publicado este viernes el informe de conclusiones de su última misión de supervisión del rescate bancario en España.
    Tal y como hicieron en su informe de diciembre de 2017, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) han vuelto a advertir de que Banco Santander ha asumido riesgos legales significativos tras la adquisición del Banco Popular en junio de 2017. Entonces afirmó que estos riesgos requerían una “estrecha supervisión”.
    En el informe publicado hoy, Bruselas y Fráncfort subrayan que la resolución del Popular ha provocado el lanzamiento de procesos judiciales, tanto en España como en los tribunales europeos, por parte de los accionistas y bonistas junior de la entidad, que perdieron toda su inversión.
    El informe apunta que algunas de esas demandas se dirigen contra el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero que el Tribunal Supremo español ha decidido parar el proceso a la espera de que se pronuncia el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE).
    Pero desde el punto de vista de Comisión y BCE, la resolución del Popular fue “un éxito”, ya que los depositantes y contribuyentes salieron indemnes, no hubo impacto en la estabilidad financiera y las autoridades europeas involucradas en el proceso se coordinaron bien. Y añade que como no hay ningún esquema de protección de activos para el comprador, Santander “será en principio el responsable de otros costes legales potenciales en su gestión de los accionistas o bonistas del Popular”.
    Según un grupo de inversores institucionales afectados, liderado por la gestora PIMCO, estos riesgos legales asumidos por el banco cántabro ascienden a 3.000 millones de euros.

  6. ROBO DE ESTADO, PAÍS Y JUSTICIA DE PANDERETA. ESTÁ POR VER SI LA JUSTICIA EUROPEA ES COMO LA ESPAÑOLA, SI ES O NO LO ES !!!

  7. Es muy normal que uno se persone en favor de la JUR. Ello es debido a que no tenian dinero invertido en POPULAR porque estaría en Suiza o en paraísos fiscales.

    • Quizá en alguna cueva de Santa Pola, donde esta ahora el copartícipe del robo haciendo que trabaja, por poco tiempo.

  8. Popular pierde 380.000 cuentas y Santander gana más de un millón en 2017
    Popular sufrió un descenso del número de cuentas corrientes del 17% el pasado año, mientras que la base de su matriz creció un 15%.
    Popular perdió 380.983 cuentas corrientes en 2017, coincidiendo con la crisis que sufrió la entidad ya desde finales de 2016 y su posterior resolución y venta a Santander en verano del pasado año. El número de cuentas del banco se situó a cierre de 2017 en 1,859 millones, un 17% menos que los 2,240 millones que tenía un año antes, según datos del Anuario Estadístico de la AEB, publicado hoy.
    Por categorías, las cuentas corrientes disminuyeron un 12% (hasta 706.200), mientras que las de ahorro se situaron en 880.193, con una merma del 14%. El mayor descenso se produjo, no obstante, en las imposiciones a plazo. Éstas registraron un recorte del 32%, pasando de 405.700 depósitos contratados a cierre de 2016 a 272.900 depósitos en 2017.
    Las cifras de la AEB son una aproximación al impacto que la crisis de Popular ha tenido en su negocio, así como en la evolución de su base de depósitos, tanto en la etapa previa a su rescate como en los primeros meses que ha estado bajo la órbita de Santander.
    Por lo que respecta al negocio, la banca no publica datos oficiales de clientes, pero la cifra de cuentas corrientes ha sido tradicionalmente la más indicativa de la base de usuarios de las entidades. No es, con todo, un indicador exacto, ya que pueden existir cuentas inactivas o clientes que sean titulares de más de una cuenta.
    Desde que Santander anunció la compra de Popular, una de las máximas que se ha fijado el grupo es que la fusión debe cerrarse sin la pérdida de un solo cliente y sin perder comba en cuota de mercado. Santander viene defendiendo desde hace meses
    Santander suma un millón de cuentas
    Santander, por el contrario, ganó el pasado año 1,105 millones de cuentas, hasta dejar el número total en 8,137 millones. Representa un aumento del 15% en el año.
    Las cuentas corrientes crecieron un 34% y las de ahorro, un 7%. Las imposiciones a plazo, por su parte, disminuyeron un 33% en un entorno de escaso atractivo de estos productos por su baja rentabilidad como consecuencia de los tipos en mínimos.
    Desde 2015, buena parte de la estrategia de crecimiento de Santander gira en torno a la Cuenta 1,2,3, su producto estrella de vinculación. La entidad ha ido reduciendo las ventajas del producto (desde mañana reduce de 10.000 a 6.000 euros el saldo tope que remunera al 3%), pero Santander sigue defendiendo su atractivo para los clientes y su rentabilidad para el banco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =