El nuevo ejecutivo socialista asumirá el coste de la búsqueda de los desaparecidos en la Guerra civil en una reforma de la Ley de Memoria Histórica que permitirá ilegalizar fundaciones como la Francisco Franco.

El Gobierno de Pedro Sánchez estudia una reforma integral de la Ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Esa reforma legal comportará la ilegalización de entidades que hagan apología del franquismo como la Fundación Franco.

Además, el Gobierno buscará la fórmula para anular las condenas de los tribunales franquistas. “Hay que declarar la nulidad de los tribunales de excepción franquistas y de sus sentencias, impulsar las exhumaciones, porque España es el segundo país del mundo después de Camboya en número de desaparecidos, crear una comisión de la verdad y dignificar el Valle de los Caídos”, ha señalado la ministra de Justicia, Dolores Calvo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + once =