La primera ministra británica Theresa May se ha reunido con Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, para abordar -entre otras cosas- la difícil situación actual en la que se encuentra Gibraltar y ante la cual Theresa May ha manifestado que la intención del Reino Unido no es otra que trabajar con la Unión Europea (UE) para alcanzar “el mejor acuerdo posible” para el futuro del peñón, según información a la que ha tenido acceso Diario16.

Según especifica el borrador de directrices políticas, que el próximo 27 de abril deberá ser aprobado por los veintisiete jefes de Estado de los países que conforman la Unión Europea, el grupo dejará al margen de las negociaciones del Brexit a Gibraltar y que cualquier acuerdo sobre su relación con la Unión Europea estará condicionado por la aprobación de España; país con el que estará condenado a entenderse, y según ha confirmado Theresa May, sin opción de negociación con l aUE.

Por este motivo, y conforme a lo publicado por ‘The Guardian’, el exministro británico Peter Hain piensa que la primera ministra debería analizar la posibilidad de que el Reino Unido comparta con España la soberanía de Gibraltar, evitando así que el peñón quede desprotegido y fuera de la UE.

“Un acuerdo de soberanía compartida ha sido y es para que ganen todas las partes en la disputa”, además de brindarle a los gibraltareños “más libertad y seguridad que nunca porque desaparecería el asedio de España”, agrega el exministro laborista Hain. Y prosigue con su petición, agregando que “la única concesión que los gibraltareños tendrían que hacer es poner una bandera española en la roca junto a la británica”. Un gesto que no afectaría a los ciudadanos de Gibraltar, pues “su querida ciudadanía británica, sus tradiciones, su aduana y su forma de vida no se verían modificadas”, puntualiza Peter Hain.

Sin embargo, esta propuesta ha suscitado ampollas en el Gobierno británico, que ha descartando de forma contundente cualquier tipo de negociación con España sobre la soberanía del Peñón, a no ser que el pueblo británico de su consentimiento al respecto. Defendiendo así el anuncio que recientemente ha hecho público Michael Howard, ex líder del partido conservador que actualmente capitanea Theresa May, asegurando que la primera ministra británica estaba dispuesta a defender por la fuerza el peñón de Gibraltar, como ya hiciese en 1982 Margaret Thatcher con las Malvinas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =