El PP continua, entre la celebración de congresos autonómicos y primarias, renovando a sus barones con la filosofía clara de que lo importante es “parecer”. Así, mientras los medios de Comunicación han reflejado y lo siguen haciendo las grandes diferencias en otros particos, como en Podemos y PSOE, en sus respectivas primarias, los populares dan a entender que la paz y la armonía rigen sus elecciones internas.

El partido del Gobierno lo sabe hacer bien. En sus primarias gana quien quiere Génova, aunque sea con la participación mínima de militantes. Por ejemplo, con el 8%, como ha ocurrido en las Primarias de Castilla y León.

Los congresos de Madrid, Andalucía, País Vasco y Murcia apuestan por las personas que ha querido Génova: Cifuentes, Moreno, Alonso y Sánchez –investigado éste por supuesta corrupción-. Aparentemente todo es paz y concordia en un partido que, sin embargo, aplica el cainismo sin concesiones de ningún tipo cuando es necesario. El hombre malo de la ejecutiva popular es Fernando Martínez-Maíllo, que hoy mismo es acusado en El Mundo por la que fuera vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón, de filtrar información falsa a los medios de comunicación sobre su positivo por alcoholemia el pasado mes de septiembre con el objetivo de retirarla de la vida política y evitar que Valdeón sucediera al presidente Herrera en el Gobierno de la comunidad autónoma que más votos y armonía ha dado en los últimos 30 años al PP nacional.

Diario16 ya adelantaba en este artículo http://diario16.com/maillo-y-la-libertad-de-expresion/ la jugada política de Maíllo para retirar a Rosa Valdeón de la carrera hacia la presidenta de Castilla y León.

Ni el propio presidente de esta comunidad autónoma, Juan Vicente Herrera, está conforme con un sistema de votación a Primarias que ha impedido a su candidato, el alcalde de León Antonio Silván, acceder a la presidencia del partido en unas primarias en las que ha arrasado Alfonso Fernández Mañueco, el alcalde de Salamanca y candidato de Maíllo y, por tanto de Génova.

En Madrid, donde ha arrasado Cifuentes, Génova ha considerado un éxito que 11.000 personas participaran en las primarias, cuando el dato oficial menciona la existencia de más de 94.000 afiliados.

Y las próximas semanas quedan más congresos, como el de las Islas Baleares –donde lucharán sin tanta mano izquierda Bauzá y Company, o la del propio PP de Castilla y León, donde el ganador de las primarias, al menos así lo tienen programado, sería el presidente del partido y el perdedor sería el secretario general. Una lista de unidad, sin embargo, que no lleva a que se cierren heridas que, como ya ha demostrado Rosa Valdeón en sus declaraciones a El Mundo, están latentes y sangrantes.

Lo mismo ha ocurrido en Canarias para sustituir al frente del PP al exministro José Manuel Soria, donde las Primarias han vuelto a dejar de manifiesto que “aquí gana quien controla el aparato”, según reconoce a Diario16 un líder popular de esta comunidad. De los 40.000 afiliados, sólo votan en las Primarias un 10%. No estar al día en el pago de las cuotas o no haberse inscrito a tiempo son medidas que siempre perjudican a los partidarios de quien no apoya Génova.

El propio Rajoy está avalando con su presencia estos congresos, siempre acompañado por Maíllo, la figura que más ha resurgido del último congreso nacional del PP en el que no ha habido opción a las primarias.

En Asturias, La Rioja y la propia Cantabria también hay un descontento de una parte importante de los militantes que tampoco pueden votar por normas y principios que siempre vienen bien al candidato oficial de Génova.

Mientras, el presidente nacional de los populares, Mariano Rajoy presume de unidad frente a una izquierda dividida dentro del PSOE y del propio Podemos. Las heridas se han cerrado por orden de Maíllo, pero no están curadas. Tiempo al tiempo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorZapatero defiende que Susana Díaz tiene madera de líder para ganar las Primarias del PSOE
Artículo siguienteCómo entrenar a tu Dragó
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. El PP siempre ha sabido lavar los trapos sucios en casa y evitar que los escándalos internos afloren a la luz, pero ya le va a resultar imposible contener a quienes quieren una nueva forma de hacer política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 3 =