“Esta noche, a la izquierda mira hacia arriba, se vuelve hacia el futuro y quiere ganar”.

Al 60% del escrutinio, Manuel Valls confirmó su derrota frente a Benoît Hamon. El vencedor ha obtenido el 58,65% de los votos favorables a su candidatura frente al 41,35% de Valls en las primarias de la Bella Alianza (Partidos Socialista francés, Partido Radical y grupos ecologistas), donde han participado más de 1,7 millones de inscritos. Ahora tendrá que enfrentarse a en las elecciones a la Presidencia francesa a Jean-Luc Mélenchon (del Partido de la Izquierda y ex del PS), Emmanuel Macron (En marche, liberal), François Fillon (Los Republicanos, conservador) y Marine Le Pen (Frente Nacional, utlraderecha). Los comicios presidenciales franceses están programados para el 23 de abril, y la segunda vuelta, en caso de necesidad, para el 7 de mayo de 2017.

Su primera declaración ha sido favorable a establecer una alianza de izquierdas: “Propongo Yannick Jadot y Jean-Luc Mélenchon construir una mayoría de gobierno social, económica y democrática”. De igual forma entiende que hay que acabar con los privilegios de la derecha conservadora, y de la extrema derecha destructiva. “Nuestro país necesita la izquierda que piensa el mundo tal como es y no como era, a la izquierda capaz de llevarnos a un futuro deseable” como manifiesto existencial e ideológico. La movilización de las personas es un signo de una izquierda vibrante y viva, sigue el candidato francés, “lo que me da la fuerza suficiente para representaros y ganar la elección presidencial”.

“Nuestro país necesita la izquierda que piensa el mundo tal como es y no como era”

Los votantes de la izquierda francesa han mandado un mensaje claro con esta votación. Las políticas socialdemócratas y liberales que se han estado implementando bajo el auspicio de Bruselas no son admitidas por la ciudadanía. A mitad de semana, durante el último debate entre Valls y Hamon, se había confirmado la posición ganadora de éste último al ser considerado como más convincente entre el 60% de los 1.200 encuestados entre los telespectadores justo después del debate.

Hace unos meses, Mathieu Hanotin, diputado socialista y jefe de campaña de Hamon, bromeó sobre las preferencias de los medios de comunicación respecto al candidato conservador Fillon: “Los medios que quieren ver ganar a Fillon en las primarias francesas, son los mismos que desean que pierda Hamon en las de la izquierda”. Algo así como Susana Díaz y Pedro Sánchez.

El candidato conservador, Fillon, no tiene todas consigo para pasar a segunda ronda. La mayoría de comentaristas franceses, tras la victoria de Hamon, creen que la programada segunda vuelta Le Pen-Fillon se complica. El republicano se encuentra, en estos momentos, bajo la polémica de haberse quedado él con 25.000 euros que estaban destinados a sus asesores. También comentan los medios franceses que su esposa habría recibido 500.000 euros por trabajos no realizados. Algo que en España se conoce en las filas del PP.

Cabe recordar que las promesas con las que ha ganado Hamon son las siguientes: Legalización de la Eutanasia, Renta Básica Universal de 750 euros, Legalización del cannabis, Constitucionalización de los Bienes Comunes, Creación de un visado humanitario, Eliminación del Diesel a partir de 2025, Creación de políticas de discriminación positiva, Reconocimiento del voto en blanco, Aplicación de una fiscalidad ecológica o Tasa a la riqueza creada por los robots y los algoritmos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. no escrmentais ni escarmentareis, ¿es que ya no os oacordais de que hollande fue la esperanza de europa?
    No son las personas, son las ideas, y dentro del socilaismo o socialdemocracia europea salvo matices son tos igualicos y con las mismas ideas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =