“La gente inspira la innovación”, esto era lo que decía el CEO de la compañía surcoreana en la presentación de los nuevos terminales.

El nuevo Samsung Galaxy era presentado usando las gafas VR de la compañía, que fueron repartidas para todos los asistentes, permitiendo la experiencia de realidad virtual en el evento Unpacking Samsung Galaxy S7.

A través de este método eran presentados los nuevos S7 y S7 Edge.

Ambos dispositivos dan un salto mayor en innovación, del que dieron sus predecesores. Black Onyx, Gold Platinum, Silver Titanium y White Pearl son los colores de los nuevos terminales.

Los nuevos terminales vienen con un tamaño de 5.1 pulgadas para el S7 y 5.5 pulgadas para el S7 Edge, que crece con respecto a su antecesor. Ambos con pantalla Super Amoled, que permite una experiencia de imagen mejorada.

El dispositivo Edge mejora las características de uso del acceso rápido a las tareas y aplicaciones a través de la barra lateral derecha del terminal. Este panel permite el control del terminal con una sola mano, apareciendo al deslizar el dedo hacia la izquierda en la pantalla.

Añade la característica Always-on Display (pantalla siempre encendida), que permite consultar la hora, calendario o las principales notificaciones sin necesidad de encender el teléfono. La pantalla se vuelve oscura, permitiendo un mayor ahorro de energía, cuando el teléfono se encuentra boca abajo o en el bolsillo. Además, esta pantalla puede personalizarse.

El teléfono es, como ya se filtró, resistente al agua gracias a estar protegido con un sellado interior y puede estar sumergido más de media hora en agua y hasta 1,5 metros de profundidad, contando con certificación IP68.

Han escuchado las quejas por la imposiblidad de ampliar la memoria del anterior modelo, por lo que han incluido la ranura para para una MicroSD de hasta 200GB en la parte superior del teléfono, donde también va insertada la tarjeta SIM.

La cámara ha sido mejorada para que se puedan tomar fotos de calidad a cualquier hora del día, incluso con poca luz. El diseño, además, hace que la cámara ya no sobresalga del terminal y quede, prácticamente, al mismo nivel de la carcasa trasera del dispositivo.

La cámara posee la mayor apertura de lente de los dispositivos del mercado (F 1.7). Junto con ello, se ha mejorado la capacidad del autofocus. La trasera es de 12 megapíxeles y la delantera de 5. En este caso, se ha dado importancia al tamaño de los píxeles, que aumentan su tamaño en un 56%.

El hardware del S7 es más rápido (30% más), contando con una memoria RAM de 4GB y 32GB de memoria interna. Para evitar el calentamiento del terminal, llevan un procesador Exynos 8890 Octacore con 4 núcleos a 2,3 GHz y otros cuatro a 1,6 GHz, incorporan un sistema de refrigeración por líquido a través de diminutas canalizaciones interiores.

La batería es de 3000mAh para el S7 y de 3600mAh para el S7 Edge. Según los representantes de la compañía “puedes ver una temporada completa de Juego de Tronos con una sola carga”, lo que se traduce en unas 13 horas de vídeo.

Además, el dispositivo viene optimizado para gamers. Añade Galaxy Game Pack y un modo de juego que permite eliminar alertas y hacer que no te molesten mientras estás jugando o parar el juego para atender la llamada, entre otras funcionalidades.

Otras funcionalidades y gadgets.
Samsung Pay estará disponible en 7 países más, incluido España que será uno de los dos primeros países europeos donde se activará el sistema de pagos (el otro país será Reino Unido).

También aparece en escena Samsung Knox, para mejorar la seguridad y privacidad del teléfono.

Añadido a todo esto, se presentaron los nuevos gadgets de la compañía. Pranav Mistry, era el encargado de presentar el Gear 360, que cuenta con 2 cámaras de 180º y 30 megapíxeles que permiten tomar imágenes y grabar vídeos de alta calidad en 360º. Dispone, además, de un pequeño trípode en la parte inferior y un disparador en la superior. Se conecta a través de Bluetooth, tiene ranura para MicroSD de 128GB y un conector microUSB. Permite crear experiencias de realidad virtual y compartirlas directamente en Youtube y Facebook.

Marck Zuckerberg también hacía presencia en la presentación de Samsung para presentar el trabajo conjunto de Facebook y Samsung para generar un mayor contenido de realidad virtual y dar un impulso a esta tecnología y hablaba de la aplicación Oculus y de la Oculus Store para las Gear VR.

El terminal estará disponible a partir del 11 de marzo y tendrá un coste de entre 700 y 800€.

A partir de mañana día 22 de febrero está disponible la reserva del teléfono, regalándote unas Samsung VR al reservarlo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =