Ana Julia Quezada

El Juzgado de Instrucción nº 5 de Almería ha comunicado a Ana Julia Quezada que un jurado popular será el encargado de juzgarla por la muerte del menor Gabriel Cruz, el pequeño que tuvo en vilo a España entera durante días, hasta que los agentes de la Guardia Civil encontraron el cadáver del pequeño en el maletero del coche de la pareja del padre del menor.

Ninguna de las acusaciones atribuye a la investigada el delito de detención ilegal que se le había imputado anteriormente.

La sesión celebrada ayer,en las dependencias judiciales, según informó Diario16, está prevista en la Ley del Jurado.

A lo largo de la misma, la Fiscalía de Almería solicitó que la investigada sea juzgada por la comisión de un delito de asesinato y dos delitos de lesiones psíquicas a los padres del menor fallecido, mientras que la acusación particular que representa a los padres consideró a la detenida autora de un delito de asesinato y de dos delitos contra la integridad moral.

 

Asociación Clara Campoamor

Por su parte, la Asociación Clara Campoamor, personada en la causa como acusación popular, se adhirió a los planteamientos de la Fiscalía y de la acusación particular.

En la sesión las tres acusaciones propusieron las diligencias que consideraron oportunas.

De acuerdo con la Ley del Jurado Popular, el juez instructor deberá emitir un auto de apertura de juicio oral una vez que las diferentes partes personadas presenten sus escritos de acusación y defensa. Posteriormente, las diligencias se remitirán a la Audiencia Provincial de Almería donde el magistrado – presidente del tribunal que resulte designado habrá de redactar un auto de hechos justiciables que recogerá los hechos por los que será juzgada la presunta autora de los mismos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorRivera ni se retracta ni pisa el freno en la campaña de desprestigio al Presidente
Artículo siguienteComicastros
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × uno =