Las fuentes de energía fósiles como el carbón, petróleo y gas natural provocan desde la Primera Revolución Industrial, Segunda y Tercera en su combustión Gases Efecto Invernadero que a su vez generan Calentamiento Global y en consecuencia el Cambio Climático, que desde hace años estamos soportando, y paulatinamente, más rápido que lento, vivir en el Planeta Tierra se está convirtiendo en un peligro, no sólo para los ecosistemas vegetales, animales sino también para la especie humana.

Por ello los expertos científicos del la ONU del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) están estudiando las graves consecuencias que tiene seguir consumiendo fuentes de energía sucias, que son las que generan Dióxido de Carbono y otros gases efecto invernadero que originan que la temperatura media mundial  ascienda y en consecuencia que la Criosfera (término que describe las partes de la superficie de la Tierra donde el agua se encuentra en estado sólido, que incluye el hielo del mar, el hielo del lago, el hielo  del río, los glaciares, las capas de hielo y terreno congelado) se derrita y con ello la Circulación Atmosférica y las Corrientes Marinas cambien y el Clima.

Señalar también, que los lobbis del carbón y petróleo y diversas  industrias están pagando enormes cantidades de miles de euros a algunos científicos que pertenecieron al IPCC, para que nieguen que los más de 3000 científicos del IPCC están engañando con sus estudios a los ciudadanos, lo cuál es una auténtica falacia.

Para evitar el calentamiento global, la subida de temperatura en más de 2º C, se debe dejar de utilizar para las industrias, combustibles fósiles y sustituirlas por las Fuentes de Energía Renovables o limpias que no emiten Gases Efecto Invernadero, sobre todo Dióxido de Carbono y controlar la emisión de metano.

A continuación exponemos sucintamente las energías renovables:

La energía geotérmica es aquella energía que puede obtenerse mediante el aprovechamiento del calor  del interior de la Tierra. El calor del interior de la Tierra se debe a varios factores, entre los que caben destacar el  gradiente geotérmico, el calor radiogénico, etc. Geotérmico viene del griego geo (Tierra), y thermos (calor); literalmente “calor de la Tierra”. En este sentido, indicamos que existe una Planta de energía geotérmica en Filipinas. La energía geotérmica, tiene distintas aplicaciones, entre las que se encuentran: Calefacción de viviendas, Usos agrícolas, Usos industriales, Generación de electricidad.

La energía solar  fotovoltaica es un tipo de electricidad renovable (energía eléctrica, -voltaica) obtenida directamente de los rayos del sol (foto-) gracias a la foto-detección cuántica de un determinado dispositivo; normalmente una lámina metálica semiconductora llamada célula fotovoltaica, o una deposición de metales sobre un sustrato llamada capa fina. También están en fase de laboratorio métodos orgánicos.

La Energía solar es la que llega a la Tierra en forma de radiación electromagnética (luz, calor y rayos ultravioleta principalmente) procedente del Sol, donde ha sido generada por un proceso de fusión nuclear. El aprovechamiento de la energía solar se puede realizar de dos formas: por conversión térmica de alta temperatura (sistema fototérmico) y por conversión fotovoltaica (sistema fotovoltaico).

Se usa para alimentar innumerables aparatos autónomos, para abastecer refugios o casas aisladas y para producir electricidad para redes de distribución.

La energía mareomotriz, o según otros autores maremotriz es la que se obtiene aprovechando las mareas, mediante su empalmamiento a un alternador se puede utilizar el sistema para la generación de electricidad, transformando así la energía mareomotriz en energía eléctrica, una forma energética más segura y aprovechable. Es un tipo de energía renovable, en tanto que la fuente de energía primaria no se agota por su explotación, y es limpia ya que en la transformación energética no se producen subproductos contaminantes gaseosos, líquidos o sólidos. Sin embargo, la relación entre la cantidad de energía que se puede obtener con los medios actuales y el coste económico  y ambiental de instalar los dispositivos para su proceso han impedido una penetración notable de este tipo de energía.

La central de energía mareomotriz del estuario del río Rance, al norte de Francia, está en funcionamiento desde 1967,  y es la más grande de Europa y la segunda mayor del mundo después de la inauguración en 2.011 de la central mareomotriz de Sihwa Lake en Korea del Sur. La energía renovable producida por esta planta francesa cubre el 60% de las necesidades energéticas de la región de Bretaña (en el año 2.009). El emplazamiento de la central se realizó de manera que se han aprovechado las altas diferencias entre pleamar y bajamar con unos 10 metros de altura de media.

Otras formas de extraer energía del mar son: las olas (energía undimotriz), de la diferencia de temperatura entre la superficie y las aguas profundas del océano, el gradiente térmico oceánico; de la salinidad, de las corrientes marinas o la energía eólica marina.

En España, el Gobierno de Cantabria y el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) quieren crear un centro de I+D+i en la costa de Santoña. La planta podría atender al consumo doméstico anual de unos 2.500 hogares.

La energía eólica o energía del viento es junto con la fotovoltaica la que más se está utilizando en España y en otros lugares mundiales. Los aerogeneradores son molinos que recogen en turbinas la energía cinética del viento y de aquí pasan a los alternadores que generan electricidad, se trata de una energía limpia.

La Energía de la biomasa es la que se obtiene de los compuestos orgánicos mediante procesos naturales. Con el término biomasa se alude a la energía solar, convertida en materia orgánica por la vegetación, que se puede recuperar por combustión directa o transformando esa materia en otros combustibles, como alcohol, metanol o aceite. También se puede obtener biogás, de composición parecida al gas natural, a partir de desechos orgánicos.

Energía hidráulica, es la producida por el agua retenida en embalses o pantanos a gran altura (que posee energía potencial gravitatoria). Si en un momento dado se deja caer hasta un nivel inferior, esta energía se convierte en energía cinética y, posteriormente, en energía eléctrica en la central hidroeléctrica.

En España el Gobierno está potenciando el uso de estas energías limpias, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera,  dejó claras las bases de la política energética del nuevo Gobierno de España en su primera participación en el Consejo europeo, en el que se subió al carro de los países más ambiciosos en materia de energías renovables.

Según Raúl Pozo, en Vozpopuli, el 12/06/2018  señala que “la carta de presentación del Gobierno de Pedro Sánchez en Europa no dejó lugar a las dudas en lo que se refiere a la política energética. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se presentó este lunes en su primer Consejo con un enfoque muy distinto al que España había defendido en los últimos años, representada por el que fuera ministro de Energía Álvaro Nadal. De la prudencia con el avance de las renovables a situarse en el pelotón de los destacados. De posicionarse junto al Consejo y en contra del Parlamento en relación con el impuesto al sol a la postura totalmente opuesta.

Fue una de las ideas que Ribera dejó más claras al resto de colegas europeos: el nuevo Gobierno español está por la labor de acabar con el denominado impuesto al sol, la carga impositiva al autoconsumo de energía fotovoltaica para instalaciones con una potencia superior a los 10 kilovatios. Un radical cambio de postura, toda vez que España era, hasta ahora, un puntal europeo en la defensa de gravar el autoconsumo a través de esta tecnología, en línea con la opinión de Alemania.

A Ribera no le intimida el hecho de que su postura no coincida con la mayoritaria en el Consejo europeo, favorable a un impuesto al autoconsumo. Es más, se da por hecho que la derogación del denominado impuesto al sol vigente en España será una de las primeras medidas que adopte. No obstante, no ha sido el único cambio que la representación española ha llevado hasta el Consejo europeo. Con el nuevo Ejecutivo, España pasará directamente a engrosar el grupo de países que defiende un mayor avance de la implantación de las energías renovables en el sistema como único camino para hacer posible el cumplimiento de los objetivos   de París y alcanzar la total descarbonización de la economía en 2050 (que largo me lo fiáis).

Esperamos que estas ideas no queden en aguas de borrajas, por el bien de nuestros hijos y nietos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorGrecia arde: 172 heridos y al menos 50 muertos
Artículo siguienteCasado intenta recuperar a Aznar y alejarlo de Rivera
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − nueve =