Foto Agustín Millán

El Hospital La Paz ha presenta el libro sobre cáncer de mama: “Fucking Cáncer mi hermana y yo”. Arantxa y Cristina son dos hermanas que han querido plasmar en un libro, a través de imágenes y textos, la superación del cáncer de mama. Arantxa es profesora, y ha pasado por su segundo cáncer, más agresivo que el primero que le tocó vivir hace 12 años. Su hermana Cristina es fotógrafa, artista plástica y pintora.

Lanzar un mensaje de esperanza a las enfermas y a sus familias, el cáncer se puede superar

Hace 12 años, para expresarle a Arantxa su cercanía, le pintó un cuadro con una señora con una teta metálica y unas Barbies sin peluca. A pesar de que a Arantxa ese cuadro no le gustó, doce años después ha querido que esta vez sí, que su hermana plasmara con su cámara el proceso por el que pasó, de superación y lucha contra la enfermedad. A través del libro “te darás cuenta de cómo una situación normalmente considerada trágica, dramática y dolorosa, puede adquirir otra perspectiva si quieres verlo de otra forma”, han señalado las autoras.

Se trata de un proyecto artístico, fotográfico y literario, desarrollado por una paciente de cáncer de mama del hospital La Paz, Arancha Bezanilla y su hermana Cristina y ha contado con la colaboración de más de 47 autores, entre los cuales se encuentra personal del hospital, escritores o psicólogos.

El proyecto surgió cuando a Arantxa le diagnosticaron cáncer de mama por segunda vez. Cristina decidió no separarse de ella a lo largo del proceso, e ir documentándolo a través del objetivo de su cámara fotográfica. El resultado fue un libro vital y personal, que aglutina retratos en blanco y negro y color de Arantxa desde el día en que es diagnosticada, con un seguimiento de todo el proceso de tratamiento del cáncer de mama.

Dos puntos son esenciales, la mastectomía -extirpación total de uno de los senos- reconstrucción, incidencias, relaciones con otros pacientes, médicos y enfermeras, grupos de apoyo, etcétera. De esas fotografías nace la obra, que ha sido acompaña con textos de diferentes autores, y ha plasmado el proceso que aportan las hermanas, con el objetivo común de dar visibilidad y naturalidad a una enfermedad estigmatizada, mediante un enfoque particular y artístico, enterrando así multitud de prejuicios a los que a menudo se enfrentan las mujeres enfermas de cáncer.

Foto Agustín Millán

47 autores, algunos escritores de oficio y profesionales de la comunicación, personas de variedad de procedencias que han querido aportar su particular manera de percibir la enfermedad o la lucha compartida de Arantxa y Cristina a través de textos de naturaleza muy diversa, todos unidos por el objetivo común de convertir el dolor y el sufrimiento en esperanza y fortaleza de ánimo, en inquebrantable voluntad de superación.

Fucking Cáncer mi hermana y yo”, quiere contribuir a visibilizar la enfermedad y, sobre todo, lanzar un mensaje de esperanza a las enfermas y a sus familias. El cáncer se puede superar. Entre estos autores cabe destacar: César Casado Sánchez, cirujano plástico de La Paz, Pilar Zamora y Enrique Espinosa oncóloga de La Paz, José Ignacio Sánchez Méndez jefe de la Unidad de Patología Mamaria, Leticia Fernández psicóloga y autora de Ilusión Positiva, Sagrario Núñez, escritora o Marín Aranda, poeta.

La Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario La Paz donde se ha presentado el libro, fue una de las primeras en crearse en España, hace 45 años. En este tiempo ha atendido a cerca de 9.000 mujeres, y cada año diagnóstica 400 nuevos casos, de los cuales entre un 35 a un 40 por ciento necesitan mastectomía o extirpación quirúrgica de la mamá.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en las mujeres, en todas las franjas de edad. Cada año en España se diagnostican alrededor de 26.000 nevos casos, de los que cerca de 10.000 se requiere la extirpación de la mama. Una de cada 10 mujeres puede enfrentarse a la realidad del cáncer de mama a lo largo de su vida, pero es una de las enfermedades que se pueden diagnosticar y tratar precozmente. Es importante no dejarlo pasar y hacer pruebas para prevenirlo.

Foto Agustín Millán
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + ocho =