Голландия - Испания - 0:1

Tipo trabajador, comprometido. Sin gestos, sin aspavientos, sin dar que hablar fuera de los terrenos de juego. Capaz del fallo más estrepitoso o de marcar uno de los goles del año. Puede pasar varios años sin ser capaz de marcarle al Real Madrid, despertando las risas del rival, o eliminarlos de la Copa en 45 segundos de partido, hecho histórico, y en el estadio rival. Un poco gafe, de suerte esquiva, pero que ha formado parte de los 23 héroes que trajeron la Copa del Mundo a España. Así es este chaval de Fuenlabrada. No, no es Van Basten. Es Fernando Torres.

Después de firmar una obra de arte en el partido frente al Celta de Vigo, Fernando se coloca sexto máximo goleador en la historia del Atlético de Madrid, con 115 goles. Se pueden buscar cientos de explicaciones a este hecho, ya que según sus detractores no se va ni de su sombra y no define de cara a puerta, pero esta es la realidad: 115 y con 125, espera Peiró.

Probablemente ninguno le hubiera elegido como el atacante titular de uno de los mejores atléticos de la historia, pero la realidad es que aquí está. Sin ruidos, sin quejas, asumiendo su rol totalmente secundario. Asumiendo que se encuentra en el ocaso de sus capacidades. Dando siempre que hablar y marcando goles. El seguidor colchonero tiene muy claro qué significa el Atlético y qué significan jugadores como Fernando Torres, como Antonio López, como Diego Simeone, como Gabi, como Raúl García, como Godín, como Arteche.

¿Sobrevalorado? ¿Paquetorres? A los detractores les sobran motivos para denostar al tercer máximo goleador de la historia de la Selección Española. Tal vez uno de esos motivos sea su filiación. Aunque es cierto que tampoco faltan detractores, algunos feroces, dentro de la propia parroquia rojiblanca. En clara minoría entiendo, a tenor del ruido que hace el Calderón cada vez que “El Niño” entra o sale del terreno de juego. No es que tenga el regate de Iniesta, ni el toque de Pirlo, o el remate de Van NistelroyTorres es otra cosa que solo puede entender aquel que primero llegó a amarla. Torres es puro Atleti.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − catorce =