La asociación francesa de consumidores UFC- Que Choisir ha denunciado graves carencias en la protección solar en varios productos para niños, tras haber realizado pruebas en laboratorio de 17 marcas, y anunció una denuncia contra cinco fabricantes por venta engañosa y fraude, reclamando también su inmediata retirada de los puntos de venta, según informó La Celosía.

Estos fabricantes venden el mismo producto en España y se trata de Clarins, Bioderma, Biosolis, Alga Maris y Lovea, en sus productos de  protección 50 y 50+. La leche solar especial vendida para niños de Clarins y la Photoderm Kid para pieles frágiles de niños, del laboratorio Bioderma han sido las peor valoradas en las pruebas realizadas por la asociación de consumidores y tienen una clara recomendación de ‘No comprar’.

Mientras que en las pruebas todas las cremas (50 y 50+) protegen adecuadamente contra los rayos UVB, que tienen menos capacidad de penetración que los UVA pero son más reflectantes y dañinos, casi uno de cada tres de los analizados ofrecen una protección insuficiente contra los rayos UVA, y los cinco citados no ofrecen la mínima requerida por las autoridades sanitarias europeas.

La asociación ha estudiado por un lado la cosmética de los productos, su composición y etiquetaje, y lo más importante la capacidad de protección frente a los rayos ultravioleta. Para ello se ha utilizado el método in vivo, que consiste en aplicar el producto sobre la espalda de voluntarios y someterla a rayos ultravioleta hasta que surge un eritema.

La comparación entre las zonas impregnadas con la crema y las que no lo están permite determinar el FPS (factor de protección solar).

El estudio ha trabajado con cinco productos bio y ha constatado que los filtros anti rayos a base de minerales que utilizan son ineficaces para detener el paso de los rayos UVA. De los cinco productos sometidos a las pruebas, 2 ofrecen una protección apenas correcta y el resto claramente insuficiente. También se pone en cuestión su impacto sobre el medioambiente, ya que algunos estudios muestran que los filtros utilizados en los protectores bio son también tóxicas para la flora marina. La asociación también lamenta las menciones del etiquetado, falsamente tranquilizadoras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − quince =