FACUA-Consumidores en Acción reclama al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad transparencia en la investigación por fraude al mayor vendedor de jamón ibérico en España, Comapa. La Guardia Civil la investiga por irregularidades en la venta de este producto o en su etiquetado.

La empresa presidida por Blai Parés Dachs es un gran distribuidor de jamón ibérico que compra las piezas a pequeños proveedores de toda España que crían, engordan y sacrifican a los cerdos, y trabaja con marcas como Sabores de Antaño, Oro de Granada, La joya del Jabugo y Aurum.

Los agentes de Seprona de la Guardia Civil han acudido a una treintena de establecimientos Carrefour para inspeccionar los productos de Comapa. El objetivo es perseguir el fraude alimentario en el jamón ibérico de bellota y las irregularidades con el etiquetado que establece el Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico.

FACUA solicita al Gobierno que haga públicas las marcas que estuvieran incurriendo en esta irregularidad y advierte de que los consumidores tienen derecho a conocer si han sido víctimas de un fraude para valorar si emprenden medidas legales al respecto.

Según algunos medios, un trabajador del departamento de calidad reconoció que algunas piezas no contaban con los precintos que exige la ley para distinguir los tipos de jamones. FACUA recuerda que la normativa señala la obligación de que cada jamón debe ir acompañado de un “precinto inviolable que será de distinto color para cada denominación de venta” función de su procedencia (negro: de bellota 100% ibérico; rojo: de bellota ibérico; verde: de cebo de campo ibérico; y blanco: de cebo ibérico).

El mismo diario señala que Comapa asegura “haber cumplido con todos los requisitos exigidos por la ley y que en ocasiones los precintos de colores que certifican la autenticidad de las piezas pueden romperse o perderse. Pero eso, aseguran, no significa que la empresa esté cometiendo fraude”.

FACUA recuerda que en ningún caso la pieza debe comercializarse sin la brida identificativa y en el caso de que se produzca una rotura o se pierda, la empresa debe comunicarlo a la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) para que procedan a la sustitución.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorPNV denuncia y condena los ataques contra varias sedes del partido en Bizkaia
Artículo siguienteManifestación en Bilbao pidiendo el fin de la dispersión de los presos de ETA
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + dieciseis =