La Sagan fue sin duda un personaje fascinante, miembro de la nouvelle vague francesa y escritora inolvidable, su voz continúa manteniendose vigente como se demuestra en la novela ¿Le gusta Brahms?

Escrita en 1959 la obra conserva un perfume claramente actual. Su trama gira alrededor de tres personajes, Paule, una decoradora a punto de cumplir los cuarenta años, separada, Roger empresario y mayor que la primera, y Simón, el toque de juventud de la historia.

Un triángulo, tema que los franceses siempre han sabido explotar pero que es perfecto también para el momento que vive la España de la actualidad.

Muchas de las cosas que se dicen en la España de ahora mismo se decían o insinuaban ya en la Francia de 1959, y concretamente las decía e insinuaba Françoise Sagan, que a la sazón contaba con tan solo veinticuatro años.

Del texto que ha traducido y prologado Gerardo Markuleta se hizo una película titulada no me digas adiós, protagonizada nada menos que por Ingrid Bergman, Yves Montand y Anthony Perkins.

En suma, una pieza interesante, que empieza como sigue:

Paule contemplaba su rostro en el espejo y examinaba las derrotas acumuladas en treinta y nueve años años, una por una, pero no con el pánico y la crudeza habitual en estos casos, sino con una tranquilidad apenas consciente…

Del presunto lector depende ya el deseo y la pasión de buscar el libro y continuar descubriendo cómo era cuando apenas tenía veinte años la voz de la gran Françoise Sagan.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =