Franco es definitivamente historia en Salamanca. Hoy viernes ha comenzado , tal y como anunció el Ayuntamiento de la capital charra la labor, controlada por Patrimonio, de retirar el medallón del dictador de la Plaza Mayor. Cerca de 80 años ha pasado hasta que, gracias la Ley de la Memoria Histórica, se ha podido iniciar el proceso.

La tarea de la empresa concesionaria de los trabajos de retirada del medallón de Francisco Franco de la plaza Mayor de Salamanca han levantado mucha expectación en la ciudad. Numerosos salmantinos, especialmente jubilados, se han acercado para comprobar el estado de la retirada. Incluso, en algún caso, se ha levantado alguna discusión dialéctica sin importancia de personas que estaban a favor o en contra de esta iniciativa.

Tras su talla y ubicación en la plaza Mayor de Salamanca en el año 1937, el medallón de Franco permaneció en el ágora salmantina durante los últimos 80 años, hasta que el pasado 25 de enero la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León señaló que «no existen razones patrimoniales para mantener el medallón con la efigie de Francisco Franco en la plaza Mayor de Salamanca».

Todo ello como consecuencia de la denuncia del abogado salmantino Gorka Esparza ante los tribunales en la que pidió la retirada del medallón para cumplir con la Ley de Memoria Histórica, aprobada por el Gobierno presidido entonces por José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2007.

Es especialmente significativo este gesto en Salamanca, ciudad gobernada por el PP desde hace más de dos décadas, porque en esta ciudad fue donde Franco ordenó el levantamiento militar en el 36 y donde organizó su cuartel general para seguir la guerra.

No hay unanimidad en Salamanca para tomar esta decisión. De hecho, durante años el Ayuntamiento defendía, bajo el criterio de un hecho de la historia, que Franco continuara como lo hacen los Reyes Católicos o Carlos I en la Plaza Mayor.

Son nuevos tiempos y nuevos criterios que, tal vez, ayuden también a mejorar el futuro de la bella y culta ciudad de Salamanca.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorSusana Díaz accede a implantar el próximo curso un plan de ventilación en las aulas
Artículo siguienteLa Audiencia Nacional niega la libertad provisional al testaferro de Ignacio González
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + tres =