El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anuncia la liberación del peaje de la AP-1 a la finalización de la concesión. El ministro lo ha anunciado durante la sesión de control en el Senado el pasado martes, en respuesta a la pregunta formulada por Elvira García Díaz, del grupo parlamentario mixto, sobre el tramo Burgos-Armiñón (Álava) de la AP-1, que la voluntad del Gobierno es finalizar el peaje de dicha autopista una vez finalice su concesión.

“Somos conscientes de que el fin de la concesión de la autopista AP-1 Burgos-Armiñón finaliza el 30 de noviembre de este año, por lo tanto, no vamos a prorrogar esta concesión y vamos a liberar el actual peaje”, ha señalado Ábalos.

Asimismo, el ministro ha reconocido que el Ministerio de Fomento tiene una reflexión pendiente, que es la viabilidad y la sostenibilidad de la red pública, y que se debatirá cuando finalicen las concesiones de las vías en los diferentes territorios de nuestro país.

“Cuando tengamos una red absolutamente igualitaria, tendremos que plantearnos esa reflexión para el conjunto de españolas y españoles, porque eso es también vertebrar y hacer igualdad entre todos y todas”, ha asegurado el titular de Fomento.

La patronal de las grandes constructoras y concesionarias, Seopan, calcula que solo liberar el peaje del tramo entre Burgos y Armiñón costaría a los contribuyentes unos 300 millones de euros. También resaltan que se colapsaría por el incremento que sufriría del tráfico pesado de camiones, al no suponer coste alguno utilizar la autopista.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − seis =