Manifestación feminista. Foto Agustín Millán.

Las calles y el Congreso llevaban semanas con este clamor y por fin se ha conseguido que los 200 millones para la lucha contra la violencia machista se recojan en los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno no lo ha hecho a la primera ni convencido, pero ahí está.

El Partido Socialista ha logrado, durante la negociación del proyecto de Presupuestos Generales en el Congreso, sumar todos los apoyos parlamentarios para que los 200 millones de euros acordados en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género figuren en su totalidad, frente a los 80 millones que era la cantidad que se fijaba en la partida presupuestaria. Para conseguir este objetivo, el Grupo Socialista ha presentado una enmienda transaccional que han apoyado el resto de los partidos.

A propuesta del PSOE y con apoyo del resto de fuerzas políticas, se ha logrado el cumplimiento de esta medida tan necesaria del Pacto, acuerdo que suscribieron todas las fuerzas del arco parlamentario el pasado año y que aún  recordamos que tiene por desarrollar otras medidas tan necesarias e importantes como ésta.

La gestión de los 120 millones corresponde a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, instituciones que asumen de una manera muy importante la lucha contra la violencia de género, incluso con fondos propios,  y que venían reiteradamente reclamando el cumplimiento del Pacto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorNo me da la gana. El cambio era otra cosa
Artículo siguienteCCOO y UGT vuelven hoy a convocar movilizaciones en la calle
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. No se pueden apoyar 200 millones de euros por no quedarse solo en el Congreso,por la presión del todopoderoso feminismo,que solo se representa a sí mismo.No se puede correr a cambiar las leyes porque al feminismo no le ha gustado la sentencia contra la manada.Las feministas no han visto los hechos y las pruebas sino los jueces. No se puede correr a cambiar el estado de derecho por la Inquisición feminista de género. Un Estado no debe ceder continuamenteante un feminismo con miles de recursos y el control total de los medios y las instituciones, con el insulto de decir sentirse desamparadas por todo y por todo, ejerciendo el terror y creando leyes como la Ley de Violencia de Género y el pacto de Estado que criminalizan y vulnera los derechos fundamentales del hombre. Un Estado está para proteger los derechos fundamentales de las personas, nunca para incumplir la ley, la Constitución,y los derechos humanos.Una ley justa debe proteger a todas las personas indistintamente de su raza su género el color de su piel. Y el pacto de Estado contra el hombre es la ley más injusta terrible y disparatada contra la igualdad, los derechos humanos y la razón.Todo este dinero no es para alegria porque es para una injusticia. Es tan injusta que no protege a todos los niños porque solo serán considerados de género cuando el maltratador es un hombre.Cuándo es la mujer quién maltrata física o psicológicamente al hombre los niños quedan sin la consideración del invento de género.Es más,la ley ni siquiera reconoce al hombre como posible maltratado, ni físico ni psicológico Ni siquiera le reconoce presunción de inocencia y juzgado en tribunales especializados de género, y aún tienen el valor de pedir “perspectiva de género”, a los jueces ya especializados de género. Dinero para el feminismo y la injusta industria de género que convierte la justicia y el estado de derecho en Inquisición,desigualdad lucha de sexos y enorme psicosis contra el varón, dejando indefensas a las personas verdaderamente maltratadas Enorme negocio de vividoras y vividores del género por encima de los derechos humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =