Las migraciones involuntarias a gran escala, los fenómenos meteorológicos extremos y la falta de mitigación y adaptación al cambio climático son los principales riesgos globales más probables para la próxima década. Esta es una de las principales conclusiones de la 11ª edición del Informe de Riesgos Globales, elaborado por el Foro Económico Mundial en base a las perspectivas de casi 750 expertos y dirigentes mundiales, y en el que Zurich colabora desde hace 6 años.

Este informe, que ha evaluado los mayores riesgos globales por su probabilidad y posible impacto en los próximos diez años, se presenta hoy en Madrid de la mano de Steve Wilson, Chief Risk Officer de Seguros Generales del Grupo Zurich en España, y Caroline Galvan, Practice Lead, Competitiveness and Risks, Economist en el World Economic Forum; acompañados por Gianluca Piscopo, CEO de Zurich.

En esta edición el informe ha evaluado un total de 29 riesgos globales, divididos en cinco categorías principales: riesgos ambientales, geopolíticos, sociales, tecnológicos y económicos.  Además de medir su probabilidad y su potencial impacto, el Informe de Riesgos Globales 2016 también ha analizado las interconexiones entre los riesgos identificados. Un punto esencial para poder adoptar estrategias a largo plazo y con todos los agentes de la sociedad.

Una de las principales conclusiones que señala el estudio es el aumento de la probabilidad para todos los riesgos ambientales, sociales, económicos y tecnológicos evaluados, un hecho que sin duda marcará la agenda global del presente año. Así los más probables en 2016 serán las migraciones involuntarias a gran escala (1º), los fenómenos meteorológicos  extremos (2º), la falta de mitigación y adaptación al cambio climático (3º), los conflictos interestatales con consecuencias regionales (4º) y los grandes desastres naturales (5º).

Frente a las amenazas más probables, el riesgo con mayor impacto potencial en 2016 ha resultado ser la falta de mitigación y adaptación al cambio climático (1º), siendo la primera vez que un riesgo ambiental lidera esta clasificación. Le siguen el impacto de las armas de destrucción masiva (2º), la crisis del agua (3º) y las migraciones involuntarias a gran escala (4º) y un importante shock en el precio de la energía (5º).

Con todo, el Informe de Riesgos Globales 2016 revela que nos encontramos ante un panorama de riesgos sin precedentes. Y es que por primera vez, cuatro de las cinco categorías principales –ambientales, geopolíticas, sociales y económicas- figuran entre los riesgos de mayor impacto. La única categoría que no aparece es la de riesgos tecnológicos,  donde los ciberataques ocupan el puesto más alto: la onceava posición tanto en probabilidad como en impacto.

Este panorama tan diverso llega en un momento en el que los estragos de los riesgos globales parecen estar incrementándose. El calentamiento producido en 2015 muy probablemente hará aumentar, por primera vez, la temperatura global media en 1ºC con respecto a la era preindustrial. El número de personas desplazadas en 2014 alcanzó los 59.5 millones según ACNUR, casi un 50% más que en el año 1940.

En este sentido, los datos sugieren que las interrelaciones entre riesgos son cada vez más estrechas, como por ejemplo el cambio climático y las migraciones involuntarias o la seguridad internacional, a menudo con impactos impredecibles y de gran envergadura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 4 =