Twitter @F1

Ha sido él mismo, el viejo Massa, quien ha dicho que está demasiado viejo para el rock-and-roll… y más aún para el complicado Circo de la F1.

No le han echado del todo, pero casi. Los responsables de Williams mantenían su nombre en una lista para la próxima temporada, pero junto a otros cuatro nombres más, a saber: Robert Kubica, Paul di Resta, Pascal Wehrlein et Daniil Kvyat.

Massa cantó en su momento que Kubica era un minúsvalido y no tenía sentido que le dejasen un pepino de F1.

Massa comentó a sus cercanos, y no tan cercanos, que le estaban poniendo en el mismo saco que principiantes y fracasados.

Massa se habría quedado al volante rectangular de Williams si le hubieran mimado y hecho la pelota como a Fernando Alonso en McLaren, pero no ha sido el caso; a pesar de que ninguno de los dos pilotos ha conseguido ningún gran resultado en 2017. En el caso de Felipe Massa sus jefes lo culpabilizan a él.

Massa ya ha corrido mucho y tiene mucho dinero, gran dinero que aún seguirá ganando.

Massa ya no tiene posibilidad de alcanzar aquello que tocó con la punta de los dedos, cuando pensó que era campeón del mundo en el 2008 en su casa, en Brasil, y al bajarse del coche, le dijeron que no, que el Campeón del Mundo, por un mísero punto de diferencia, era Lewis Hamilton. El maldito Lewis Hamilton que ya lleva 4 campeonatos, y Massa ninguno.

Así que ha dicho que bai bai y que me largo. Felipe Massa, ilustre perdedor. Ni muy bueno mi muy malo. No da la impresión de que nadie vaya a echarlo de menos demasiado.

 

Tigre tigre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 5 =